El sector de la vivienda se dinamiza

 

 

Esta entidad, espera financiar -hasta el 2017- proyectos de vivienda de empresas constructoras que se comprometan a edificar casas de interés público y que estén ubicadas en zonas urbanas a nivel nacional.

 

Los cupos serán de hasta USD 25 millones por compañía y de USD 50 millones por grupo económico, para cubrir hasta el 80% del costo del proyecto. Además, este instrumento financiero estipula tasas preferenciales y períodos de gracia para el financiamiento a los constuctores. Entre los principales objetivos de la Corporación Financiera Nacional está promover la edificación de soluciones habitacionales destinadas para jóvenes profesionales ecuatorianos, quienes buscan invertir en una vivienda para mejorar sus condiciones de vida.

En una entrevista exclusiva para MUNDO CONSTRUCTOR, María Soledad Barrera, presidenta del directorio de la CFN, dio más detalles sobre esta nueva herramienta y explicó cuál es su importancia.

 

¿De qué se trata CFN Construye y qué expectativas tienen para los próximos años?

Este es un programa que está alineado a una de las prioridades del Gobierno: fomentar el desarrollo de vivienda social. La CFN incursionó en la actividad de la construcción anteriormente, pero dejó de hacerlo por un lineamiento de la política pública, que incentiva el segmento social. La CFN –por su lado- va a incursionar en el financiamiento de créditos para promotores y constructores inmobiliarios dirigido a la oferta y no a la demanda. Para este último segmento están otras instituciones como el Biess, la banca privada, las cooperativas, etc.

 

¿Qué ocurre –actualmente- con el financiamiento a la oferta?

Por un lado, el Banco del Estado (BEDE) da créditos a constructores de viviendas de hasta USD 30.000. Por otro, existe una adecuada oferta de recursos para viviendas sobre los USD 65.000, lo cual es lógico por ser un negocio rentable. Sin embargo, hemos determinado que existe una falta de oferta en viviendas en un rango entre USD 30.000 y USD 65.0000. Es un nicho que no ha sido cubierto. El directorio de la CFN ya aprobó esta línea de crédito, la cual permite financiar proyectos inmobiliarios de una o varias etapas, la adquisición de equipos, entre otros. La propuesta fue socializada con los principales actores de la construcción para que nos den su opinión y perspectivas.

 

¿Cuál fue el resultado de esta retroalimentación?

Fue positivo. Estuvieron de acuerdo con las características del producto: plazo de hasta tres años de financiamiento y una tasa de interés del 6,5% anual. Fue importante resaltar que vamos a financiar proyectos inmobiliarios integrales, urbanizados y con acabados. Obviamente, la construcción por etapas necesita un período de amortización mayor, por ello, planteamos el uso de la modalidad de línea de crédito, de garantías escalonadas. Esto es muy positivo porque no siempre los constuctores o promotores pueden entregar las garantías al inicio.

 

¿Qué montos tiene esta línea de crédito?

No hay restricciones presupuestarias para esta facilidad. Somos un banco y nos manejamos bajo una estimación de demanda factible. Para los próximos dos años vamos a desembolsar USD 216 millones. Seguramente en el 2016 la demanda será mayor, ya que los proyectos tardan en elaborarse. Al momento, tenemos algunos proyectos identificados. En esta fase viene un tema importantísimo: la articulación con el Biess. Ellos están trabajando en acortar plazos de desembolso y nosotros en contragarantizar el tiempo, hasta que el proyecto se formalice. Esto ayudará a los acreedores a obtener ingresos oportunos.

 

¿Van a desembolsar únicamente a empresas o también a personas naturales?

Siempre y cuando sean constructores o promotores, no hay problema. Los requisitos de la Corporación Financiera Nacional son los mismos: presentación del proyecto, aprobación y la constitución de un fideicomiso. El análisis del proyecto es corto y la aprobación es rápida, la ejecución del proyecto es lo que más tiempo toma.

 

¿Cuándo van a ejecutar la facilidad y cuál es su importancia para el desarrollo del país?

Ya tenemos dos proyectos que están en proceso de análisis. A pesar de que este es un año complicado, creemos que hay oportunidades. Este producto va a ayudar a generar empleo y a dinamizar la cadena de la construcción. Nuestro proyecto se empata con lo que hace el Biess y permite cerrar el círculo, lo cual es muy virtuoso. No hay que olvidar que la contribución de la construcción al PIB es significativa y no implica salida de divisas.  

 

 

 

No Comments

Post A Comment