El sector de la construcción se reactivará el 20 de abril

La industria operará bajo un proyecto piloto revisado y aprobado estrictamente por el COE. No será una apertura masiva; se han seleccionado 25 proyectos en varias provincias: Azuay, Guayas y Pichincha principalmente.

El aislamiento social en Ecuador continúa. Sin embargo, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) autorizó este viernes 17 de abril la reactivación del sector de la construcción, al ser aprobado un protocolo propuesto desde los sectores de la construcción y ferreteros. No obstante, el COE analizará este fin de semana uno por uno para determinar cuáles proyectos pilotos empezarán a operar, así como la modalidad en la que se la hará. La idea es reactivar las actividades por turnos y con supervisión constante de su estado de salud para detectar tempranamente cualquier posible afección o contagio del Covid-19.

Los principales representantes del sector de la construcción son conscientes de que una forma de entregar tranquilidad a las familias del país es a través de la recuperación y reactivación del empleo evitando que la economía colapse por completo. Con ese antecedente, elaboraron una propuesta positiva para que sea analizada por las autoridades y, mediando los ajustes que resulten necesarios, dar lugar a una guía de seguridad y salud ocupacional consensuada, lista para reactivar el empleo de una forma responsable en la era post Covid-19. La misma fue enviada a la Asamblea el pasado 13 de abril.

Henry Yandún, del gremio Constructores Positivos explica que este es un gran desafío para los constructores y que no será una apertura masiva; se han seleccionado 25 proyectos en varias provincias: Azuay, Guayas y Pichincha principalmente, en obra que estén en distintas fases: inicio, plena construcción y entrega de obra.

“Realmente son muy valientes los constructores que inicien el lunes pues tiene que hacer inversiones extraordinarias y operar dentro de las mismas condiciones de toque de queda y de movilización”.

Yandún resalta el trabajo de las autoridades nacionales pues aclara que el COE está analizando uno por uno los proyectos para que no estén ubicado en zonas que ya están declaradas como las de mayor riesgo de contagio.

Finalmente, hace un llamado a la calma a todo sector industrial y actores de la construcción porque es un proyecto piloto. No sé saldrá masivamente y se evaluará sí es viable o mantener la actividad después de este plan piloto.

El sector ofrece empleo directo o indirecto a casi medio millón de personas y que ha quedado paralizado por la imposibilidad de acudir a trabajar.

Objetivos del protocolo aprobado:

  • Prevenir la proliferación del coronavirus a través de la implementación de medidas básicas necesarias, que permitirá minimizar la probabilidad de contagio de los trabajadores durante la ejecución de sus actividades laborales presenciales.
  • Garantizar la salud de los colaboradores y la cadena de valor.
  • Asegurar la continuidad del negocio y mantenimiento de las operaciones.

 

El protocolo contempla medidas de seguridad como:

  • Recorrido desde la vivienda hasta el lugar de trabajo y viceversa
  • Ingreso a las instalaciones
  • Medidas del personal para ingreso y salida de sus puestos de trabajo
  • Medidas para ingreso de visitantes
  • Limpieza y desinfección baterías sanitarias
  • Limpieza y desinfección de oficinas
  • Medidas de Limpieza y desinfección de los Equipos de Protección Personal por parte del trabajador
  • Medidas preventivas para el control de actividades del comedor
  • Ingreso y salida de Vehículos de Carga
  • Ventilación de ambientes
  • Prácticas de trabajo seguro en obra
  • Medidas de control para personal operativo en fábricas y bodegas
  • Medidas de control para atención a clientes
  • Medidas de comunicación y prevención en el ámbito laboral
No Comments

Post A Comment