El reto del aislamiento acústico en las industrias

Con el progreso tecnológico, es inconcebible el diseño de una instalación industrial sin soluciones adecuadas de control de ruido o atenuación acústica.

Para esto, se deben analizar todos los sistemas de control de ruido y aplicar las recomendaciones de la norma ISO 11690-1. Además, es importante conocer los tres tipos de control ruido que se pueden aplicar en este sector:

Control de ruido en la fuente

Se refiere a la reducción del ruido generado por los procesos y máquinas en funcionamiento.

Deben implementarse en la etapa de diseño, ya que las medidas retroactivas pueden afectar los requisitos operativos y generalmente son más costosas.

El control en la fuente se ocupa -en particular- de:

 

  • La reducción del ruido de las máquinas existentes.
  • El desarrollo y selección de procesos de trabajo con bajo ruido y tecnologías de producción.
  • La sustitución de piezas de máquinas.
  • La evaluación de los resultados obtenidos.

 

Control de ruido en el camino de propagación

Son las soluciones más efectivas para la reducción del ruido emitido por máquinas, instalaciones, tuberías, entre otros. Las mismas van desde tratamientos absorbentes, cerramientos acústicos, silenciadores, pantallas acústicas hasta sistemas de aislamiento de vibraciones y sistemas de control activos.

La eficacia de las medidas de control de ruido mediante el uso de cerramientos, silenciadores o pantallas, se puede evaluar por medio de la medición de pérdida de inserción, la pérdida de transmisión y la reducción del nivel de sonido.

➤ Ver también: La tecnología AI aumenta la seguridad en la industria

Control de ruido en el receptor

Para realizar acciones de control de ruido en el receptor es necesario conocer, primeramente, los límites de exposición al ruido en la zona estudiada y promover acciones como: la instalación de cerramientos acústicos o el uso de protecciones auditivas.

Soluciones eficientes que puedes aplicar

El entorno industrial es un espacio donde la acústica cobra importancia, puesto que los trabajadores y las personas aledañas están expuestas -gran parte del día- a las emisiones sonoras relativas a su actividad. Es necesario que el parámetro del confort no solo se aplique a los espacios de vida más tradicionales como viviendas y hogares, sino también a estos entornos de trabajo a mayor escala.

Estas soluciones constructivas son una protección contra la contaminación acústica y siempre tendrán una relación directa con la calidad de vida, tanto física como mental.

“Acústica: práctica recomendada para el diseño de lugares de trabajo con bajo nivel de ruido que contienen maquinaria”.

 

Texto original tomado de: Canales Sectoriales

No Comments

Post A Comment