Latinoamérica

El panorama latinoamericano ¿una expansión robusta en el horizonte?

La industria de la construcción en América Latina se recupera paulatinamente y verá un modesto fortalecimiento en su crecimiento durante 2019, con la expectativa de una expansión más robusta durante 2020. A pesar del aumento en la tensión comercial, la incertidumbre política y las presiones fiscales que afectan las economías latinoamericanas, la industria de la construcción crecerá a razón del 1,1 % en 2019 y a un promedio del 2,6 % anual de 2020 a 2023.

Sin embargo, en términos del PIB o del mercado de infraestructura, el crecimiento no es equitativo en todo el continente. Un grupo selecto de países destaca y tiene capacidad de atraer un abundante capital privado y público, impulsado, en parte, por los fuertes precios de las materias primas de los mercados de extracción, para respaldar la inversión en infraestructura.

Mientras, otros mercados de mayor riesgo y con oportunidades limitadas afectan el atractivo general de la región. La mejora de la expansión de la industria se impulsará por un regreso a un crecimiento significativo en mercados grandes como Brasil y Colombia, así como por el crecimiento fuerte y continuo de otros mercados, incluidos Chile y Perú.

Riesgos/recompensas de la infraestructura

Con el fin de esbozar una imagen más amplia de la región que considere tanto el crecimiento económico como la posible turbulencia política, podemos utilizar el índice de recompensa de riesgo país de BMI. El índice de riesgo país de BMI ofrece una evaluación comparativa por país de los riesgos políticos, económicos y operativos para la estabilidad en un horizonte temporal a corto y largo plazo. Cuanto más alta es la calificación, más atractivo es el mercado.

A pesar de que el atractivo económico de la región en general mejoró ligeramente, según Fitch Solutions, América Latina aún se sitúa por detrás del promedio mundial. Algunos países como Chile, Colombia y Perú reciben buenas calificaciones, ya que los años de políticas favorables a los negocios han creado un fuerte acceso a la inversión privada, así como a la inversión en infraestructura a gran escala.

En Chile, los altos precios de las materias primas y una sólida cartera de proyectos impulsan la compra de maquinaria y equipos. En Colombia, el crecimiento se ve respaldado por un fuerte sector del petróleo y el gas, que impulsa los salarios, el consumo y la confianza empresarial. La inversión en infraestructura pública y en los sectores de la extracción continuará desarrollándose.

Si bien México ha superado a Perú como el tercer mercado más atractivo, Perú sigue siendo el país con más rápido crecimiento de América Latina; las inversiones en el sector minero y el consumo privado apoyan la actividad económica. Naturalmente, la dependencia de los precios de las materias primas (minerales o petróleo), crea un riesgo a la baja relacionado con el comercio internacional.

Pronóstico de Fitch Solutions/ Fuente: estadísticas nacionales, Fitch Solutions
Pronóstico de Fitch Solutions/ Fuente: estadísticas nacionales, Fitch Solutions
Pronóstico de Fitch solutions / Fuente: Fitch Solutions
Pronóstico de Fitch solutions / Fuente: Fitch Solutions

Fuente: Fitch Solutions

No Comments

Post A Comment