El nuevo hormigón que ahorra un 20% del coste de construcción

Un gimnasio en la localidad inglesa de Amesbury será el primer edificio del mundo construido con hormigón enriquecido con grafeno.

➤ Ver también: ¿Qué es el hormigón ciclópeo?

Se ha demostrado que esta combinación de materiales puede producir un hormigón tan fuerte que no requiere refuerzo de acero, ahorra un 30% de material y puede reducir en un 20% el coste total del edificio. Investigadores de la Universidad de Mánchester y de la empresa de construcción Nationwide Engineering se han unido para llevar a cabo este proyecto pionero que será un “laboratorio vivo” para medir y evaluar el rendimiento del material.

Para formar este hormigón enriquecido, los investigadores añaden pequeñas cantidades de grafeno, un material hecho con una capa de átomos de carbono, agua y cemento. 

Según explican los investigadores, el grafeno actúa como soporte mecánico y de catalizador para que se lleve a cabo la reacción química necesaria para que la mezcla líquida solidifique. Esto resulta en una mayor unión a nivel microscópico que le da mayor fuerza, durabilidad y resistencia a la corrosión.

Los creadores aseguran que se usa igual que el hormigón tradicional, así que no requiere un nuevo entrenamiento para los trabajadores ni conlleva un gasto extra. “Hemos producido una mezcla de aditivos a base de grafeno que no perturba el punto de uso. Esto significa que podemos dosificar nuestro aditivo directamente en la planta de producción de hormigón como parte de su sistema actual, por lo que no hay ningún cambio” aseguró Craig Dawson, director de aplicaciones del Centro de Innovación en Ingeniería del Grafeno de la Universidad de Mánchester.

Otro de los grandes beneficios de este material es la sostenibilidad. Desde Nationwide Engineering aseguran que si el hormigón fuera un país sería el tercer emisor de dióxido de carbono del mundo solo por detrás de China y Estados Unidos. La compañía afirma que si este nuevo material se utilizara en toda la cadena de suministro mundial podría reducir hasta un 2% de las emisiones globales. 

Este hormigón enriquecido es más caro de producir por la inclusión del grafeno. El coste adicional -según calcula la compañía- es de alrededor del 5%, pero como se necesita menos cantidad, se calcula que puede ofrecer un ahorro global de entre el 10% y el 20% al cliente final.

Texto original tomado de El Confidencial. 

No Comments

Post A Comment