Destacada hormigón

El hormigón permeable optimiza el agua de las zonas urbanas

El hormigón permeable, también conocido como hormigón sin finos, es una mezcla de cemento, agua, agregado grueso y aditivos que se utiliza para fabricar pisos y pavimentos.

La poca presencia de agregado fino deja huecos o vacíos interconectados que le permiten drenar el agua hacia las capas inferiores del pavimento de forma natural, reduciendo el riesgo de acumulación de la misma y haciéndolo más sostenible con el ambiente.

Usos:

  • Andenes peatonales.

  • Canchas deportivas y parques.

  • Parqueaderos comerciales y residenciales.

  • Áreas de drenaje.

  • Zonas de tránsito ligero.

Beneficios:

-Se eliminan los charcos y se hace más segura la vía.

-Restauración de mantos acuíferos (agua subterránea).

-Disminuye el ruido por rodamiento de vehículos.

-Las estructuras no requieren de inclinación para la evacuación del agua.

-Disminuye el riesgo de inundaciones.

-Permite la optimización de los drenajes para lluvia.

-Su costo es bastante competitivo.

-Disminuye los focos de infección por aguas contaminadas.

-Fluidez de tránsito a pesar de las condiciones meteorológicas.

Hormigón sin finos / Pinterest

El concreto permeable requiere de relaciones agua/material cementante bajas, por lo que es necesaria la ayuda de aditivos reductores de agua de medio y alto rango. El uso de un buen sistema de aditivos permite afrontar problemas de colocación, impide la compactación de la pasta y aumenta la resistencia a la compresión.

Una vez colocado, el hormigón permeable requiere de mantenimiento riguroso para conservar sus características benéficas. Este debe incluir limpieza de la superficie para eliminar plantas, tierra o cualquier elemento que pueda impedir la permeabilidad del agua a través de la superficie de concreto.

Fuente: Toxement

Fotografías: Pinterest

No Comments

Post A Comment