Inmobiliaria/ Fuente: 123RF

El crédito hipotecario como motor del desarrollo nacional

La situación actual de la economía nacional, y en especial la del sector de la construcción, demanda que todos los actores intervengan para reactivar esta industria que genera miles de empleos directos e indirectos.

Inmobiliaria/ Fuente: 123RF

En estos días, el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), ha dado una muestra palpable de su compromiso con los afiliados al generar nuevos productos de crédito para la vivienda que van a permitir que muchas familias accedan a una casa propia.

Estos nuevos productos del Biess están enfocados en dos segmentos muy importantes de hogares que quieren adquirir su primera vivienda; el primer segmento es para viviendas de hasta USD 90.000, con una tasa del 5,99 % a 25 años plazo y, el segundo segmento, es para viviendas entre USD 90.001 y USD 130.000, con una tasa desde el 6,99 % a 25 años plazo.

El Biess, con esta apuesta a favor de la vivienda y el empleo, cambia de manera radical las condiciones crediticias que existían para el segmento hipotecario, lo cual inyectará dinero a bajo costo al afiliado, promoviendo así una mejora en la economía nacional.

En Ecuador, la participación de los préstamos hipotecarios con relación al Producto Interno Bruto (PIB) es muy bajo: en 2018, la cartera hipotecaria total estaba ubicada en alrededor del 3 % del PIB, mientras que, en otros países de la región como Chile, la misma, se ubicaba en un 20,5 %.

En el caso de Chile, Panamá y México, que son naciones en las cuales se ha desarrollado de manera importante el crédito para la vivienda, se puede ver que existen ahorros a largo plazo, por tanto, es de vital importancia que en Ecuador se cree un fondo de ahorro para la vivienda, que sea administrado de manera privada para garantizar un mayor y mejor acceso al crédito hipotecario, pero también al crédito para el constructor.

Pensar que los fondos de reserva y la jubilación patronal, pasen a ser un fondo de ahorro a largo plazo, es algo que deberíamos considerar e implementar a la brevedad posible. Con esto, veremos una mejora en la economía nacional y, sobre todo, los afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social podremos hacer realidad el aspiracional más grande de todos: tener una casa propia.

Fortalecer al sector de la construcción, es fortalecer la economía nacional, por eso es tan importante la creación de condiciones adecuadas que garanticen las inversiones y permitan un crecimiento sostenido del sector. Estas políticas que hoy se han implementado, deben ser sostenibles en el tiempo a través de un fondo nacional de ahorro para la vivienda.

Es realmente muy buena noticia para el país que el Biess apoye de manera decidida al sector de la construcción, el cual representa el 20 % del PIB nacional. Sería muy importante lograr, por lo menos, duplicar la colocación de crédito hipotecario a corto plazo; para conseguirlo, hace falta que la banca privada se sensibilice y busque competir de manera sana para beneficio de los ecuatorianos que buscan vivienda propia.

La premisa debe ser que, mejorando las condiciones de crédito hipotecario, vamos a dinamizar el mercado, la economía empezará a reflotar, y con ello el empleo y el consumo, beneficiando a todos los sectores.

Nosotros como Constructores Positivos, estamos prestos a invertir y generar empleo. Es el momento de impulsar a nuestro sector; aprovechemos esta oportunidad que nos presenta el Biess y sigamos adelante hacia un futuro mejor. Utilizando un término futbolero, LA PELOTA ESTÁ EN NUESTRA CANCHA.

Fuente: Constructores Positivos

Fotografía: 123RF

No Comments

Post A Comment