EL boom del comercio electrónico a favor del sector construcción

La digitalización comercial que se ha evidenciado en el sector empresarial en los últimos 10 años cambió radicalmente distintas áreas y procesos convencionales; como por ejemplo, los relacionados a los canales de venta y distribución de productos. En este aspecto, el comercio electrónico ha ganado terreno en el sector corporativo, gracias a sus múltiples ventajas competitivas para contactar a los clientes, a través de internet. Algunas de éstas son:

  • No hay límites geográficos: las actividades comerciales no tienen restricciones globales; ya que, e-commerce satisface una demanda de mercado nacional e internacional, brindando beneficios como la disminución de gestiones logísticas propias, en el caso del comercio internacional.

  • Abierto 24/7: e-commerce permite realizar transacciones en cualquier momento para brindar una atención ilimitada a los clientes.

  • Costos más bajos: este es uno de los beneficios más relevantes para las compañías dado que los costos fijos de infraestructura física, de personal y de procesos comerciales, se reducen.

En el caso del sector constructor, firmas como Global Construction Perspectives y Oxford Economics afirman que esta industria será uno de los sectores más dinámicos hasta 2030 en e-commerce B2B, con un crecimiento anual del 3,9 %.

En efecto, implementar una estrategia de comercio electrónico en las compañías del sector constructor permitirá brindar experiencias de compra de calidad; pues, dependiendo de las plataformas en la que se desarrolle el comercio, se puede tener una administración donde se pueden configurar los esquemas de precios y descuentos personalizados, incluir distintas opciones de pago, integrar sistemas de administración empresariales como ERP o CRM y adecuar distintos procesos de aprobación y compra de cada cliente.

Debido a estas características, e-commerce ofrece para el sector constructor completa eficiencia en los procesos de ventas, una integración de stock variado, mayor rotación de inventario, entregas rápidas y una atención transversal 24 horas con una oferta personalizada.

Uno de los beneficios más grandes del comercio electrónico en el sector constructor será la organización de procesos y la satisfacción de las necesidades de cada uno de los actores de la industria de manera particular. De acuerdo con el australiano Peter Stewart en su trabajo ‘The Role of e-Commerce Systems for the Construction Industry’, el comercio electrónico aporta beneficios individuales según los siguientes roles:

  • Propietarios de terrenos: mayor eficiencia del proyecto, menor costo de construcción y períodos de obra reducidos.

  • Consultores: ahorro de tiempo, comunicaciones mejoradas, precisión y especificación.

  • Contratistas/subcontratistas: disminución de costos, tiempo y mejores procesos de comunicación y adquisición.

  • Fabricantes: reducción de costos en la cadena de suministro y procesos más eficientes de compra y suministro.

  • Inmobiliarias: alta calidad en la experiencia de compra a sus clientes, para que puedan analizar en forma autónoma cada proyecto en detalle y tener toda la información necesaria antes de tener contacto con un representante de ventas.

Fuente: En Obra

No Comments

Post A Comment