Ecuador: hacia una construcción sostenible

La población humana presenta un crecimiento apresurado, tanto así que se estima que para el 2030 más del 60% de la misma vivirá en las urbes. En paralelo, es alarmante que los recursos naturales vitales para la humanidad se consumen más rápido de lo que la naturaleza tarda en reponerla. De aquí que los retos relacionados a la atención y planificación sostenible de las ciudades son cada vez mayores.

En Ecuador, es imprescindible que las ciudades reestructuren su agenda urbana y la alineen a los objetivos ODS, comprometiéndose a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, creando ecosistemas humanos más sostenibles, prósperos, inclusivos y resilientes. Esto se consigue con el trabajo coadyuvado del sector público y el sector privado, en donde, entre otras cosas, el primero promueva normativa que incentive la inversión y el desarrollo urbanístico sostenible y el segundo adecúe su forma de hacer empresa hacia el mismo objetivo.

El país ha dado sus primeros pasos hacia ello. Quito desde el 2019 cuenta con normativa que incentiva la construcción de proyectos inmobiliarios ecoeficientes, permitiendo el aumento de edificabilidad por sobre lo establecido en el PUOS para proyectos inmobiliarios que incorporen estrategias relacionadas al consumo eficiente de recursos energéticos y agua, así como aportes paisajísticos, ambientales y tecnológicos. A su vez, el Banco Pichincha emitió a finales del año pasado bonos verdes con la finalidad de impulsar su línea de créditos a tasas muy atractivas para apoyar proyectos de construcción sostenible. La normativa tributaria que rige a nivel nacional contempla beneficios para la construcción de proyectos inmobiliarios eco sostenibles. Importante resaltar que ya se ofertan en el país, certificaciones de estándar mundial que permiten desarrollar edificios sostenibles de alta eficiencia.

Siendo aún escasos, pero no por ello menos atractivos, los incentivos que ahora existen en Ecuador proporcionan beneficios reales para la construcción ecoeficiente. La sostenibilidad en la construcción implica una nueva forma de concebir el negocio inmobiliario e invita a promotores, constructores, agentes inmobiliarios y por supuesto proveedores a aprovechar dichos incentivos; con responsabilidad, proactividad así como a la Administración Pública, a acelerar el proceso de regularización de esta nueva forma de concebir edificaciones, comunidades y ciudades.

Por: Abg. Juan Andrés Gortaire/ Fotos: Mundo Constructor

No Comments

Post A Comment