Cola de milano/ Fuente: Plataforma Arquitectura

Diseño y mecanización de una estructura de madera con uniones ocultas

Cola de milano/ Fuente: Plataforma Arquitectura

Las nuevas tecnologías en fabricación digital, particularmente los sistemas de control numérico computarizado (CNC), están cambiando la manera en que diseñamos y construimos estructuras en madera. Su alto nivel de precisión permite diseñar ensamblajes perfectos –sin tornillos ni herrajes visibles– que generan estructuras resistentes, de rápido montaje y con una apariencia extremadamente limpia.

Presentamos una serie de consejos para la adecuada implementación de estas nuevas tecnologías:

1. Elegir maderas que puedan mecanizarse, y definir correctamente sus secciones

Para mecanizar una estructura de madera, hay que tener claro qué tipo de madera se quiere usar y cuáles son sus secciones, evitando cambios en etapas avanzadas del proyecto.

2. Estudiar los tipos de maderas para entender su comportamiento en el futuro

A modo de ejemplo, podemos comparar los comportamientos de las maderas extraídas del Pino Radiata y el Pino Oregón, en sus variaciones laminadas o macizas.

El Pino Oregón resiste de buena manera la humedad, las termitas y los hongos, por lo que podría recomendarse para estructuras exteriores. Sin embargo, en formato macizo la madera sigue moviéndose, por lo que puede presentar daños o deformaciones difíciles de manejar. En el mismo formato, el Pino Radiata es más estable y se comporta de mejor manera.

Si se cuenta con el presupuesto necesario, se recomienda elegir formatos laminados, ya que se mantienen exactamente igual a como fueron instalados.

3. A mayor dimensión de la pieza de madera, mayor resistencia al fuego

En el caso de las estructuras, la madera laminada resiste efectivamente al fuego, incluso mejor que el acero, ya que se quema solamente en sus capas exteriores.

Por ejemplo, si se requiere de una resistencia al fuego R30 (es decir, la estructura seguirá cumpliendo su función al menos por 30 minutos) y, si se tiene una pieza de madera de sección 42×150 mm, se puede sumar 1 minuto de resistencia al aumentar la sección de la madera en 0.7 milímetros. Es decir, se debe aumentar 0.7 mm por cada minuto extra de resistencia que se quiera sumar. Para pasar, entonces, de un R30 a un R60, se debe aumentar el espesor de la pieza en 2.1 centímetros.

4. La belleza y funcionalidad de los ensamblajes ocultos

Además de los herrajes metálicos tradicionales, existen una serie de uniones y ensamblajes ocultos que pueden fijarse firmemente a través de tornillos o tarugos metálicos, conectando madera con madera o madera con otros materiales, como el hormigón.

Entre las uniones más utilizadas encontramos:

– Caja y Espiga

Unión realizada a través de un corte en forma de trapecio, más ancho en uno de sus extremos.

– Cola de Milano

Unión realizada a través de un corte preciso en una pieza, encajando exactamente en la siguiente, de forma embutida.

– Conectores metálicos ocultos

Permiten conectar pilares de madera con otros materiales, como por ejemplo, cimientos de hormigón.

5. Guiarse por una buena normativa puede reducir los costos del proyecto

Es fundamental diseñar con la normativa en mente. Si esta parece incompleta o poco clara, es posible recurrir a regulaciones más avanzadas utilizadas en otras regiones o países, asegurando la efectividad de la estructura.

Fuente de la nota y las fotografías: Plataforma Arquitectura

No Comments

Post A Comment