Dinámica de la industria de la construcción: situación actual y proyecciones 2021

Estamos cerca de cerrar el desafiante 2020 y desde el sector de la construcción se empieza a hacer una lectura más positiva sobre el actual escenario. Su peso dentro del encadenamiento productivo y, por tanto, en su fuerza generadora de empleo, dan cuenta de un sector vigoroso que aporta al desarrollo y la reactivación de Ecuador.

Por ello, la edición 36 del Ekos CEO Panel abordó esta temática y contó con los aportes y análisis de Diego Fernández Salvador, CEO de Edesa, y Henry Yandún, CEO de Kubiec. El panel fue moderado por Rafael Roldán Uribe, Vicepresidente de Grupo Ekos.

Panorama del sector

Para Henry Yandún, CEO de Kubiec, la construcción tiene dos vertientes importantes: la primera está vinculada con la obra pública, que antes era alrededor del 60% de la construcción, y la segunda, la obra privada. “Ecuador tuvo un auge muy grande en inversión pública en la década pasada, que pudo haber sido positiva, pero no fue bien aprovechada porque se hicieron obras que no hacían falta, sobredimensionadas y muchas de ellas se asignaban a constructores extranjeros”, señaló el ejecutivo.

Además, acorde a Yandún, esos recursos no fueron para los ecuatorianos y obviamente el gobierno anterior dejó endeudado al Gobierno actual, por lo que no hay recursos para hacer inversión pública. “Por ello, hubo una caída en la construcción, el año anterior ya había bajado el 6,6% del PIB y en este año, descendió un 7%; y, para el segundo trimestre de 2020 decreció un 12%, debido a que la pandemia afectó a la construcción privada por la paralización de los proyectos. No obstante, acorde a las cifras de Apive, nos acercamos a cifras de años anteriores, por lo menos en lo que tiene que ver la construcción privada. Las cifras son negativas, aunque estamos mejorando”, dijo.

Cambios que ha generado la pandemia en el sector

Para el alto ejecutivo de Kubiec, la pandemia ha dejado aprendizajes positivos y existe más conciencia e importancia en cuanto a la sostenibilidad que necesita el planeta. Yandún sostiene que las nuevas generaciones valoran mucho el cuidado del medioambiente y la construcción se está inclinando hacia el tema de la sustentabilidad. “Al hablar de sostenibilidad en la construcción se refiere al ámbito material, social y económico y cuando se habla de la palabra sustentable se habla de la materialidad únicamente. La construcción tiene que ver con la sustentabilidad porque nosotros somos culpables del 40% de la huella de carbono”, enfatizó.

Para Henry Yandún, es muy importante el aspecto de la sostenibilidad y no solamente en el proceso de producción de materiales, sino también en la construcción como tal porque una edificación consume huella de carbono y sirve para unos 60 años. “Por tanto, una edificación mal hecha durante 60 años podría estar consumiendo o desperdiciando energía”, explica.

“En eso debemos estar optimistas porque el constructor ecuatoriano está muy consciente del tema y aquí podemos estar seguros que la mayor parte de los edificios que se están construyendo en la actualidad, ya tienen el método de la sustentabilidad, al que llamamos ecoeficiencia, donde se utilizan otros materiales y productos alternativos”, destaca el ejecutivo.

Transformación digital

Yandún cree que por ese camino va la construcción sustentable, por lo que cree que el sector debe exhortar a la población a que exija que se construya y que se hagan edificaciones que no demanden desperdicios de recursos a futuro. “Esto va encaminado con la transformación digital del sector, que tiene que ver con la construcción BIM, que es un sistema de gestión donde se construye virtualmente la edificación, de tal manera que, al momento de construir, hay mucho más ahorro en cuanto a materiales, tiempo y dinero”, expresó el CEO de Kubiec.

¿Cuál es la situación actual?

Frente a la interrogante planteada, Fernández Salvador tiene una respuesta optimista respecto al desarrollo del sector. “Hemos visto que la reactivación del sector se da por la vía de la renovación del hogar, incorporación de algunas cosas nuevas para la casa, para el baño, la cocina, etc, remodelaciones, entre otros”, explicó.

La necesidad de adaptar el hogar a sus actuales múltiples funciones (lugar de trabajo, escuela, gimnasio, recreación, etc) es el disparador de este comportamiento dentro del sector. “La casa es el centro de nuestras actividades; hay una inusitada reactivación en ese sentido”, menciona el ejecutivo. A ese deseo de incorporar cambios y facilidades para mejorar la calidad de vida desde el hogar, “vemos ahora con entusiasmo como los indicadores de la enfermedad van bajando, así como el tema de la liberación de la vacuna. Nos resta estar positivos”, enfatizó.

El camino es la sostenibilidad

El uso de tecnologías amigables y responsables con el medio ambiente es la tónica de la industria. Para el CEO de Edesa es motivo de orgullo estar a la vanguardia de las más altas tecnologías y bajo normativas nacionales e internacionales. “Nuestros productos cumplen con la producción ecoeficiente y aportan positivamente a la construcción” Ahí precisamente radica la fortaleza del sector cuando hablamos de mercados internacionales, donde Edesa, por ejemplo, coloca el 45% de su producción.

Por ello recalcó que caminar hacia la apertura de los mercados esto es positivo para la industria ecuatoriana y terminará en enormes beneficios para los consumidores. “La competencia empuja el trabajo de punta” porque se eliminan las barreras y se amplía el mercado de clientes. Sin embargo, aclara que es urgente contar con competencia leal. “No podemos permitir, eso sí, productos que tienen distorsiones en sus productos de origen, como ocurre con ciertos países de Asia. Esa no es competencia leal y nos afecta”. Y es enfático al decir que el desarrollo se da en un mundo global, por tanto, de constante y profunda interrelación con otras economías.

En busca de la recuperación

Las cifras demuestran que la recuperación económica ha estado apalancada por las exportaciones del sector privado del país. “En lo que va del año las exportaciones generales de Ecuador han caído más del 12% y la del petróleo, sobre el 40%, mientras que las exportaciones no petroleras crecieron el 8%”, detalló.

También destaca el peso del sector como generador de empleo. “La clave es definir cómo lograr que la industria se desarrolle porque es de las más intensivas en mano de obra, que abarca toda la cadena (no calificada, calificada y especializada)”, explicó. Además, revisó algunos estudios que precisan que, luego de la salud, contar con casa propia es la segunda necesidad más importante para las personas. En ese contexto, declara que hay muchas y enormes posibilidades para lograr ese desarrollo. “Necesitamos fuentes de financiamiento y plazos largos para el comprador, a tasas de interés razonables. Cuando la cuota sea igual o menor al valor de su arriendo, empezamos a solucionar el problema del país, explica.

Su análisis también incluyó el tema de los subsidios, que podría entregar el Gobierno y recalca que hay que concentrar esfuerzos para que “el ciudadano de clase media acceda a montos mayores a los USD 70 mil”.

Información tomada de Ekos.

No Comments

Post A Comment