Demoliciones y reparaciones continúan en Chone

 

La demolición de viviendas afectadas por el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter en Chone, cantón de la provincia Manabí, continúa. Según el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Chone, 2.740 casas sufrieron afectaciones.

 

Hasta el 11 de julio del 2016 evaluaron 1.039 viviendas. De esas, se determinó que en el cantón se debían demoler 146. Hasta el 13 de julio del 2016, se derrocaron 114, según la mesa de infraestructura del COE.

 

Se tiene previsto que hasta el 17 de julio demuelan 125, entre viviendas y edificios, que sufrieron daños estructurales.

 

Según el alcalde de Chone, Deyton Alcívar, ya se trabaja en la reconstrucción de edificaciones y también de servicios básicos como agua potable y alcantarillado.

 

Por el momento, se han recibido donaciones de casas. “La comisión de solidaridad de las Religiosas de la Asunción de Guayaquil y el Hogar de Cristo entregaron cuatro viviendas a siete familias damnificadas con el terremoto del 16 de abril”.

 

Las viviendas fueron construidas por 40 voluntarios que pertenecen a las congregaciones religiosas. Son de madera y miden 4,8 metros de largo por 7,5 de ancho. Se levantaron en un terreno ubicado en el barrio El Cauca.

 

Estas siete edificaciones fueron entregadas el pasado 9 de julio del 2016. María Vera, de 59 años, fue una de las beneficiadas. Ella asegura que antes de recibir las casas se hicieron oraciones. “A mi edad pensé que sería más difícil reponerme del terremoto porque perdí todo por lo que luché mi vida. Por eso me siento bendecida”.

 

En las reuniones del COE, que se dan por el estado de excepción, se han tomado medidas como ampliar por 30 días más la declaratoria de emergencia hidrosanitaria. Eso debido a que aun continúan los trabajos de reconstrucción de las tuberías de agua y alcantarillado.

 

En el cantón, solo el 60% de la población accede al servicio de agua potable. El 40% restante debe dotarse por medio de tanqueros que reparten a diario el líquido, ya que continúan las fugas de agua en las tuberías. Actualmente, la planta de captación de agua recibe 12.000 m3 de agua y de esos se potabilizan 10.000, que se entregan a la población.

 

Fuente: El Comercio 

No Comments

Post A Comment