Covid-19 en Ecuador: ¿Qué pasó con el ‘plan piloto’ para la construcción?

El sector de la construcción será el primero en reaperturarse gradualmente durante la emergencia sanitaria, luego de que el COE Nacional emita una resolución favorable.

El viernes 17 de abril del 2020 el Gobierno de Ecuador anunció que desde esta semana se aplicaría un ‘plan piloto’ para la reactivación del sector de la construcción en medio de la pandemia por el Covid-19. ¿Qué ocurrió?

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional resolvió la tarde del domingo 19 de abril del 2020 que “mientras no se anuncien los proyectos autorizados, no se permite el inicio de ninguna obra”.

Sin embargo, el ‘plan piloto’ sí se concretará. El COE precisó que en estos días se prevé la revisión de los proyectos públicos y privados que se reactivarán. Para ello se analizará “la ubicación, movilidad del personal, protocolos de seguridad y salud para los trabajadores y vecinos de la zona del proyecto”.

Para los constructores, el ‘plan piloto’ es positivo porque consideran que el sector de la construcción es uno de los más importantes para el desarrollo de fuentes de empleo e impulso de la economía del país.

Leopoldo Ocampo, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicom), señaló que quienes integran el sector han aportado con criterios para generar un protocolo que sirva como un lineamiento para iniciar con la reactivación. Recalcó que un ‘plan piloto’ significa que será una muestra de cómo este sector podrá trabajar y según los resultados las autoridades establecerán si se continúa con la reactivación total.

Para este proceso son 25 proyectos a escala nacional que se analizan divididos en públicos y privados, y en diferentes etapas. En este sentido, Ocampo señaló que además de un protocolo general las constructoras deberán establecer lineamientos específicos según la situación y necesidades de cada proyecto con la finalidad de precautelar la salud y seguridad de los trabajadores.

Ocampo indicó que se sugirió que en todas las obras se implementen campamentos para evitar la movilidad de los trabajadores en las jornadas laborales. “Sería poner como ejemplo la forma de trabajo en el Oriente, con jornadas de 22 / 8, así se evitaría que las personas sean susceptibles a contraer y contagiar el virus”, añadió el representante de la Camicom.

Para el arquitecto Joan Proaño, gerente general de Proaño & Proaño Inmobiliaria y vocero del colectivo Constructores Positivos, el anuncio de la reactivación del sector de la construcción generó varias confusiones, por lo que es importante aclarar que la reactivación será gradual y que no comprenderá la totalidad de la industria.

Explicó que en el país son aproximadamente 486.000 trabajadores en el sector de la construcción. “Apenas van a iniciar labores el 0,7% de ellos. Se calcula que entre 3.000 a 3.500 a nivel nacional se reincorporarán de forma gradual en las obras”.

Sostuvo que las constructoras deberán establecer un plan para que primero ingrese un grupo que preparará la zona de trabajo implementando los túneles para la desinfección, los aspersores y los puntos de sanitización implementados en sitios estratégicos. Asimismo, para dotar de todos los materiales e implementos de protección. Después de ese proceso se incorporará de forma gradual la planta de los obreros necesaria para el proyecto.

Por ejemplo, dentro del protocolo se deberá establecer la desinfección a la entrada de la obra, la toma de temperatura, colocación de gel y paso por el túnel o aspersores. Proaño añadió que la reactivación es clave puesto que representa el 20% del PIB. “Es importantísimo apoyar este inicio de labores porque es de forma organizada”, dijo.

Según Paúl Lafuente, CEO de Alpha Builders, el sector está optimista con esta reactivación puesto que se espera un impulso en la economía. Señaló que la industria de la construcción genera fuentes de empleo importantes incluso con mano de obra no calificada lo que da lugar a más oportunidades de trabajo a quienes más necesitan. Añadió que al momento ya han realizado procesos de adquisición de implementos de seguridad, protección y sanitización para contar con lo necesario para el inicio de trabajos.

 

Fuente: El Comercio

No Comments

Post A Comment