Construcciones sostenibles/ Fuente: 123RF

Construcción sostenible

Para lograr una construcción sostenible se debe terminar con los malos hábitos adquiridos durante décadas de derroche de los recursos naturales.
-Anónimo-

Ante el reto de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, los edificios desempeñan un papel crucial en el tema porque contribuyen con el 40% de éstas. Es por eso que algunos gobiernos exigen a los constructores diseñar y erigir estructuras más eficientes en consumo de energía. Para que un edificio alcance la verdadera sustentabilidad, debe crear un círculo virtuoso para bien de sus ocupantes y del medio ambiente, tanto en su interior como el área entorno a él.

Se han creado diversos sistemas de certificación internacional que aprueban el bajo impacto ambiental de cada inmueble, ya sea uno que esté por construirse o uno ya existente que se reacondicione para este fin. En el Continente Americano, la eco-certificación más empleada es Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED, por sus siglas en inglés), creado por el U.S. Green Building Council (Consejo de Edificación Sustentable de Estados Unidos). También destaca el certificado EDGE (Excellence in Design for Better Efficiencies), una innovación de la Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, que permite construir y promover la construcción de edificios ecológicos de forma rápida, fácil y más accesible. EDGE facilita los sistemas y las soluciones que mejor funcionan según sus condiciones climáticas, aportando prestigio internacional al proyecto certificado sin perder de vista el contexto local.

Estos sistemas pueden medir la calidad innovadora de cada construcción en bien del ahorro energético, los materiales con los que fue construido, el aprovechamiento del agua y el reciclaje de sus desechos. Todo esto desde el diseño y la construcción, hasta el desempeño cotidiano del mismo.

A pesar de que en Ecuador, todavía son pocos los edificios que cuentan con este tipo de certificaciones internacionales de gran valor, cada vez son más las constructoras que trabajan en esa dirección, incorporando a su estrategia, una reflexión más acertada sobre los espacios, el entorno, los usuarios y las razones de existir de las edificaciones.

Creemos que el Ecuador se merece ciudades con edificios sanos, libres del ‘Síndrome del Edifico Enfermo’, proyectos que, en general, ayuden a sus habitantes a elevar su calidad de vida. En este especial, presentamos tres construcciones sostenibles, dignas de imitar en cualquier parte del mundo.

Edificio EdwardsÚnico con certificación EDGE en el país

Logo EDGE

Desde su diseño, construcción y mantenimiento, los edificios verdes que tengan certificaciones internacionales son la respuesta a la urgente necesidad de contar con ciudades sustentables.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, los edificios construidos son responsables de más de 40% del consumo de energía a nivel mundial. En respuesta a este alto consumo, aparece una tendencia mundial denominada “edificios verdes”, los cuales buscan aprovechar los recursos naturales y renovables para disminuir el gasto de energía y la emisión de desperdicios. En Ecuador y en toda la Región Andina, el edificio Edwards es el primero de muchos que cuenta con la certificación internacional EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies).

Esta obra de diseño arquitectónico y consultoría EDGE, estuvo a cargo de los arquitectos Adriana Benalcázar y Daniel Rodríguez y de la Constructora Vega Tobar. El edificio, ubicado al norte de Quito, se perfila como el único con certificación EDGE en el país. Su diseño vanguardista y su concepto de conciencia ambiental, mezcla el aspecto estético con el buen manejo del espacio.

Así, la obra ocupa una superficie total de 3.306,95 m2 integrada por 10 plantas. Su infraestructura cuenta con 13 unidades de vivienda y exclusivos departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, debidamente dotados de 26 unidades de parqueos cubiertos y divididos en tres subsuelos. El proyecto también se integra con la ciudad mediante una plaza en su retiro frontal.

Sus espacios comunales, de diseño moderno y funcional, cuentan con un lobby a doble altura, una sala comunal con BBQ, pérgola y jacuzzi, además de una exclusiva terraza con la mejor vista panorámica de Quito. Esta área además, dispone de lounge, sky garden y chimenea, integrando perfectamente los ambientes exteriores e interiores.

Fachada edificio Edwards/ Fotografía: Sebastián Benalcázar y Édgar Dávila Soto

Beneficios EDGE

  • Tasas de interés preferenciales para proyectos certificados en la Banca Privada

  • Eficiencia y ahorro energético

  • Proyectos conscientes con el medio ambiente

  • Costos operativos reducidos (mínimo 20%)

  • Edificios saludables

¿Qué implica la certificación EDGE para un constructor?

Según Adriana Benalcázar, arquitecta en AB Arquitectura + Diseño y consultora EDGE, “EDGE es un sistema que ofrece innumerables ventajas a todos los participantes, en las diversas etapas de construcción pues permite construir de manera sostenible viviendas económicas, apartamentos de lujo, hoteles, complejos turísticos, edificios de oficinas, hospitales o establecimientos comerciales. EDGE crea puntos de encuentro entre los participantes del mercado para profundizar el concepto financiero al construir edificios ecológicos”, explica.

El ‘Green Business Certificate Inc’ entidad encargada de la administración de la certificación EDGE en 120 países, y la Corporación Financiera Internacional (miembro del grupo Banco Mundial), son los creadores y encargados de auditar y generar el certificado a los edificios que cumplan con los parámetros que especifica EDGE.

Gracias al desarrollo de edificios precertificados o con certificación EDGE, hasta el momento se han registrado ahorros asombrosos: más de 43.000.000 de kWh por año, más de 840.000 m3 de agua por año, y más de 7.200.000 MJ en energía ahorrada por la adecuada selección de materiales de construcción. En Ecuador, Edwards promete ser el primero de muchas edificaciones que cuenten con esta certificación.

Parámetros de diseño para obtener la certificación EDGE:

Los edificios EDGE forman parte de una tendencia en alza que está provocando grandes e importantes cambios en el mundo. De forma simple, económica y confiable, esta certificación les permitirá a los constructores generar ahorros reales y dramáticos en sus edificios mediante soluciones técnicas que reduzcan sus costos operativos y el impacto ambiental.

Así, el edificio Edwards tuvo que cumplir con parámetros de diseño y de construcción relacionados al ahorro energético en las siguientes áreas:

Energía:

  • Instalación de medidores eléctricos inteligentes en cada unidad de vivienda los cuales permiten generar conciencia del consumo.
  • Controles de iluminación en áreas comunales, escaleras y pasillos.
  • Colocación de bombillas de bajo consumo energético (Todo el edificio cuenta con iluminación LED).

Agua:

  • Instalación de aereadores en las griferías de baños, cocina y duchas que permiten ahorrar el consumo del líquido vital.
  • Instalación de inodoros de doble descarga, optimizando su empleo.

Materiales incorporados:

  • La relación ventanas-fachadas (WWR Window to Wall Ratio), maximizan los beneficios de iluminación y ventilación natural mientras se minimiza el uso de energía.
  • La pintura blanca y reflectiva en casi toda la fachada, tiene un efecto que repele la radiación y ayuda a mantener frescos los espacios, generando mayor confort térmico en los departamentos.

Innovaciones arquitectónicas

EDGE es sinónimo de innovación y desarrollo. Según Benalcázar, “Esta certificación internacional permite a las constructoras edificar mejores edificios, dándole al usuario, la oportunidad de pagar menos generando un estilo de vida cómodo y de ahorro”.

Según la arquitecta “algunos elementos como los medidores eléctricos inteligentes que han sido incorporados en cada departamento, son elementos nuevos implementados dentro de un edificio residencial. Los aereadores, accesorios que hemos colocado en las griferías de todo el edificio, también permiten un ahorro considerable en el agua y el uso de texturas y materiales claros, generan un efecto que refleja la radiación solar creando así, un confort térmico al interior del edificio”, explica.

“El uso de materiales de construcción, la energía utilizada para la iluminación, calefacción y enfriamiento, así como el consumo de agua y la disposición de desechos son grandes factores de contribución al impacto negativo en el medio ambiente. La importancia de impulsar políticas que promuevan los edificios sustentables, es indiscutible”, concluye Benalcázar.

Sobre la arquitecta: 

Adriana Benalcázar

Adriana Benalcázar/ Fotografía: Sebastián Benalcázar y Édgar Dávila Soto

˝Edwards es un edificio pionero que se adapta a los estándares de calidad internacional˝

¿Qué te motivó a diseñar este edificio con características amigables con el ambiente?

Edwards es un edificio residencial ubicado al norte de Quito, en un área con mucha oferta de edificios residenciales modernos. Por ello, quisimos construir una edificación que tuviera un valor agregado y que se diferenciara del resto de construcciones existentes en la ciudad. En ese sentido, generamos una obra con eficiencia energética de máximo confort, con buena distribución en cuanto a espacios y ventilación y con una excelente calidad de recursos de iluminación. En definitiva, construimos un edificio saludable que optimiza sus recursos, ahorra energía y agua. Actualmente, Edwards es un referente dentro de la industria de la construcción pues mejora la calidad de vida de los habitantes mediante la innovación sostenible.

¿Qué es lo más destacado de esta obra?

Lo más destacado es su arquitectura moderna, vanguardista y, al mismo tiempo, consciente. Esta obra ayuda a mitigar el cambio climático mediante la optimización y eficiencia de los recursos. Asimismo, me gusta también su esbeltez, pues encaja perfectamente con el perfil urbano del sector Bellavista, zona en donde está emplazado.

¿Quién les otorgó esta calificación?

EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies) es una certificación internacional creada por la Corporación Financiera Internacional y el ‘Green Business Certificate Inc’, entidad americana que otorga esta certificación a los edificios que cumplan con los parámetros que especifica EDGE.

¿Qué tipo de diseño tiene el edificio?

Edwards es un edificio verde y vanguardista, que prioriza la funcionalidad y el confort de sus usuarios. Se preocupa por el consumo de agua y energía. Asimismo, es un edificio pionero que se adapta a los estándares de calidad internacional.

Edificio TeslaUna apuesta por la ecoeficiencia

En el corazón de Quito, calles Luxemburgo y Holanda, se encuentra el edificio ‘Tesla’, un proyecto ejecutado por Alpha Builders que contó con la consultoría de la empresa Evolution. La edificación busca catalogarse como referente de sostenibilidad, por su eficiencia en el consumo de agua y la optimización del consumo energético, así como por sus aportes ambientales y paisajísticos.

El edificio Tesla se compone de 14 plantas residenciales, 42 unidades de vivienda, una planta con dos locales comerciales y una terraza verde con jacuzzi incorporado. Entre sus servicios complementarios destaca su gimnasio, sala de cine, business center y áreas recreacionales.

Los departamentos – de aproximadamente 65 metros cuadrados – fueron diseñados con una excelente calidad espacial que permite el aprovechamiento del espacio y la luz; mientras que los acabados de la vivienda destacan por ser de alta gama, utilizando griferías que reducen el consumo de agua, muebles de melamina de producción nacional, piso laminado de alta resistencia y mesones de cuarzo.

Fachada Edificio Tesla/ Fotografía: Eduardo Naranjo
  • Ahorro energético

  • Ahorro de agua

  • Sistemas naturales de vegetación que recolectan aguas lluvias

  • Cisterna interna que purifica aguas grises

  • Paneles solares en la azotea

  • Edificio bioclimático

  • Incorporación de sistemas de domótica

  • Sistemas de reciclaje integral

Eficiencia en el consumo de agua

Tesla posee una cisterna con un sistema de filtrado que permite purificar las aguas grises del edificio, para ser reutilizadas en los inodoros. A su vez, los ingenieros han diseñado un sistema natural de vegetación, que permite la recolección de agua lluvia, misma que posteriormente será utilizada para el riego de plantas y jardines. Esta serie de aportes permiten que se disminuya el consumo del 40% de la toma de agua de la red pública.

Edificio inteligente

Este proyecto se incorpora al sistema innovador de domótica que permite controlar las funciones del departamento en línea , brindando más confort para sus habitantes. Además se realizó la implementación de paneles solares y una bomba de calor que recoge la temperatura del ambiente para calentar el agua que recorre las tuberías del edificio. Cabe destacar que todos los equipos del edificio, como ascensores y luces comunales, utilizan sistema con tecnología LED que también ahorran energía.

Diseño bioclimático

Con una superficie de 6.200 metros cuadrados y 15 plantas, Tesla ha incorporado un diseño bioclimático a su edificación, un aspecto diferenciador que permite mantener un sistema de ventilación natural; mientras que la tecnología Cool Light, implementada en los vidrios, climatiza todos los ambientes.

Edificación antisísmica

El edificio posee un núcleo de hormigón y una estructura de acero, características que lo convierten en una edificación liviana y antisísmica, que usa menos material de cimentación y pesa un tercio menos que un edificio convencional.

Reciclaje

Construido bajo los parámetros de la resolución STHV-14-2017, Tesla responde a un sistema de construcción eficiente, dado que la tierra de su excavación se trasladó a una comunidad para ser parte de una obra social. De igual forma, el edificio cuenta con instalaciones de reciclaje para que el proceso sea realizado adecuadamente. Hoy en día, se han realizado convenios con recicladores base, lo cual garantiza que los residuos se puedan convertir en fuentes de microeconomía.

Reconocimientos

Actualmente Tesla ha recibido un reconocimiento por parte de la Secretaría del Ambiente como uno de los proyectos pioneros en el desarrollo de edificios sustentables, convirtiéndose en un aporte importante para el futuro de la construcción sostenible en la ciudad de Quito.

Sobre el Gerente de Proyectos de Alpha Builders, Nelson Madruñero y el Gerente General de Evolution, Michael Maks Davis:

Nelson Madruñero, Gerente de Proyectos de Alpha Buildes y Michael Maks Davis, Gerente General de Evolution

“No estamos entregando únicamente un edificio, estamos entregando un valor agregado a la ciudad en términos de ecoeficiencia”

Nelson Madruñero

¿En qué se inspira el nombre de Tesla?

El nombre del proyecto está inspirado en el científico croata de apellido homólogo, Nikola Tesla, quien gracias a su ilimitada creatividad, innovó el desarrollo de energías sustentables, factor que inspiró ciertos aspectos de esta obra.

¿Cuál es el aspecto que más se destaca de esta obra?

Esta es una edificación con un diseño moderno que se diferencia de otros proyectos por dos características principales:

  • La incorporación de sistemas domóticos dentro del edificio y sus unidades de vivienda.

  • La implementación de factores ecoeficientes en el diseño y planificación del proyecto. Este edificio tiene sistemas que permiten reducir el consumo de agua y energía; además de sus aportes ambientales y paisajísticos a la ciudad.

T6Arquitectura inteligente

Certificación Leed Silver Core & Shell

Actualmente el edificio T6 está entregado en su totalidad, y grandes empresas corporativas han apostado por este edificio icónico dentro del mundo empresarial.

Con 32.971 m2 de construcción ecoeficiente y sismoresistente, T6 es ya un referente arquitectónico en la ciudad de Quito. Su ubicación privilegiada, sobre la Av. 6 de Diciembre – Frente al Parque Argentina – sumada a sus espacios vanguardistas, enmarcados en funcionales oficinas empresariales que fueron cuidadosamente diseñadas por las firmas arquitectónicas Diez + Muller Arquitectos y Quintect Arquitectura, han convertido a T6 en uno de los proyectos más innovadores y prometedores de la ciudad.

Según Mauricio Martínez, Gerente de Proyecto de T6, la firma Diez + Muller Arquitectos puso especial énfasis en capturar la esencia de la constructora: “durante el proceso de revisión de fachadas, Semaica decidió que mudaría sus oficinas a este nuevo edificio y, por ello, parte del requerimiento a los arquitectos fue el uso de hormigón en su fachada pues es el material por excelencia de todas nuestras construcciones”, explica.

Fachada edificio T6/ Fotografía: Eduardo Naranjo

Un edificio de gran valor:

  • Piso terraza jardín para esparcimiento, eventos o coffee break

  • 15.396 de superficie útil

  • 14 pisos de oficinas AAA

  • Salas de directorio y auditorio

  • Smart lounge + Fitness Center

  • Piso de acceso a oficina, con lobby, área comercial, sala de pagos y atención al cliente

  • 6 sótanos con 385 estacionamientos con vigilancia 24 horas

  • Sala independiente de pagos y atención a proveedores

Semaica y Nuovit: construyendo el futuro

Nuovit es un promotor inmobiliario español que llegó a Ecuador hace cuatro años aproximadamente con la idea de desarrollar proyectos únicos, sostenibles y funcionales en Quito. Para alcanzar estos objetivos, se creó una sociedad con Semaica, empresa ecuatoriana con 60 años de exitosa experiencia en el campo de la construcción. Actualmente, ambas empresas mantienen una alianza que promete proyectos de alto impacto en el mercado local.

Para Martínez, el entendimiento entre las dos partes fue interesante desde el inicio, “la empresa inmobiliaria Nuovit tenía intenciones de crear negocios en Latinoamérica. Por distintas circunstancias entablamos una relación comercial en Ecuador y hubo una buena sinergia entre las dos empresas. Como primer proyecto, optamos por construir un edificio corporativo AAA, que ofreciera valor agregado a la ciudad y que a su vez, atendiera las demandas actuales en cuanto a tecnología, seguridad y áreas recreativas a un mercado corporativo cada vez más exigente”.

Primer edificio con certificicación ‘Leed Silver Core and Shell’

T6 es la primera construcción ecuatoriana en recibir el certificado ‘LEED Silver Core and Shell’, dentro del sistema de calificación LEED en el país. La arquitectura, el diseño y la tecnología de T6, es una apuesta firme hacia el cuidado y la preservación del medio ambiente. Su propuesta apuesta por la optimización de costos y el ahorro operativo, valor seguro en la revalorización del inmueble.

Entre sus características sustentables, una de las más importantes es la utilización de vidrio cámara que reduce la demanda energética al generar un aislamiento térmico que, a su vez, disminuye el uso de calefacción o aire acondicionado en el interior del edificio. “La compañía tuvo que invertir bastante más en el costo de estos vidrios, sin embargo, somos conscientes de que se trata de una inversión que se dejará notar en el ahorro energético y de recursos, un factor que sin duda trascenderá en el tiempo”, reflexiona Martínez.

La gestión del agua y su integración en todo el edificio es otro de los puntos fuertes. Espacios como las diversas terrazas, distribuidas en varios pisos, se benefician de este ahorro.

“La certificación LEED nos exigía un cierto porcentaje de áreas verdes, por esto decidimos construir una quinta fachada con un entorno vegetal de plantas nativas que requieren poca agua. Todo el proceso de selección de las especies de plantas estuvo monitoreado por una empresa peruana que nos asesoró para obtener la certificación LEED. De esta forma, las plantas no solo responden a un factor estético, sino ambiental”. Asimismo, el edificio también cuenta con sistemas capaces de ahorrar hasta un 20% del consumo de agua potable de las instalaciones sanitarias.

El sistema de iluminación, compuesto por tecnología LED, también es un factor clave y reduce hasta un 60 % anual del consumo de energía.

Sobre el Gerente de Proyecto de T6, Mauricio Martínez: 

Mauricio Martínez, Gerente de Proyecto T6/ Fotografía: Eduardo Naranjo

Además, el edificio posee: 

  • Ascensores inteligentes: optimizan, agilizan y ahorran en desplazamiento vertical.

  • Control de consumo: situado en los sistemas de climatización e iluminación.

  • Fachada técnica: el cerramiento permite reducir el impacto de las condiciones climáticas externas.

  • Climatización individualizada: según necesidades y consumo de cada empresa.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos de T6?

Uno de los mayores desafíos fue el tema de la seguridad de los usuarios del edificio. Hoy, T6 es un edificio absolutamente seguro que resuelve los requerimientos de empresas multinacionales que desean mudar sus oficinas aquí. Para empezar, los cálculos estructurales fueron enviados a ‘René Lagos Engineers’ en Chile, uno de los mejores consultores de ingeniería estructural en el mundo. De igual forma, la estructura de la edificación cuenta con lozas postensadas y un sistema de muros anclados activos, entre otros factores de vital importancia para la seguridad de la estructura. De esta forma, T6 quiere sentar un precedente en el país al mostrar cuál es la forma responsable y adecuada de construir una edificación en un país altamente sísmico para que los promotores mejoren la calidad de sus proyectos.

Fuentes: 

Edificio Edwards- AB Arquitectura + Diseño

Edificio Tesla- Lissette Brito

Edificio T6- Mauricio Martínez, Gerente de Proyectos T6

Fotografías: 

Edificio Edwards- Sebastián Benalcázar y Édgar Ávila Soto

Edificio Tesla y T6- Eduardo Naranjo

Fotografía destacada- 123RF

Sin comentarios

Publicar comentario