Confort y sustentabilidad en la arquitectura: tendencias 2021

¿Cuántas tendencias siguen vigentes y cuánto han evolucionado? ¿Qué nuevas tendencias aparecen en el pronóstico de los próximos años?

➤ Ver también: Cinco tendencias de interiorismo para este 2021 que debes conocer

Los efectos del calentamiento global ya se sienten en nuestras propias casas

La triste y alarmante imagen de un glaciar en pleno derretimiento parecía de alguna forma ajena a nuestra realidad cotidiana. Sin embargo, 2020 nos obligó a habitar nuestras viviendas durante las 24 horas del día, enfrentándonos a sus virtudes, pero también a sus deficiencias. Quizás notamos cómo un agradable clima interior durante la mañana puede convertirse en un infierno durante la tarde, o fuimos testigos directos del crecimiento de hongos en las paredes de esa habitación fría y oscura que rara vez utilizamos en el pasado. La degradación del medio ambiente y el cambio climático tiene una relación directa con nuestra calidad de vida y con nuestra salud, y muchos lo están comenzando a percibir negativamente en sus entornos cercanos, especialmente una mayoría que vive en condiciones precarias.

Al aumentar nuestra consciencia sobre estas problemáticas, podríamos pronosticar que las personas serán aún más exigentes y rigurosas al momento de tomar decisiones relacionadas con sus viviendas y entornos construidos, forzando a los arquitectos a comprender en profundidad la composición y el comportamiento de los materiales y productos, a evaluar con detalle las consecuencias de las decisiones de diseño, y a trabajar mano a mano con expertos de otras disciplinas.

La búsqueda de confort individual debe alinearse a los esfuerzos colectivos para combatir la crisis climática

Como vemos, todo está conectado. Podemos equipar una vivienda con las más altas tecnologías para alcanzar niveles óptimos de confort, pero si todos estos sistemas generan un impacto negativo a mayor escala, no sirven de nada. Después de dos años particularmente difíciles, la tendencia debería orientarse hacia la colaboración. ¿Cómo afectan mis decisiones individuales a mi comunidad cercana, y más allá? ¿Hasta qué punto soy realmente consciente del comportamiento y de los efectos de los espacios que habito y diseño? ¿Es sostenible el estilo de vida que llevo y que estoy ayudando a crear? ¿Cómo debemos habitar el planeta en el futuro?

Muchas de estas respuestas se vinculan a megatendencias globales complejas y los cambios significativos sólo sucederán masivamente si es que se impulsan legislaciones adecuadas y modificaciones estructurales en la industria. Sin embargo, el surgimiento de consumidores finales más reflexivos puede desencadenar transformaciones importantes a largo plazo.

Debemos construir un futuro multidisciplinario consciente

De cierto modo, estos últimos años han alterado el rumbo del diseño arquitectónico y lo han dirigido hacia aguas algo desconocidas. A las preocupaciones tradicionales de la arquitectura se suman ahora nuevos hábitos, nuevos usos, nuevas tecnologías, nuevos dilemas constructivos, nuevos estándares de higiene, e incluso nuevas ideas relacionadas con la influencia del espacio físico en nuestros cerebros. Sin embargo, la vida es un péndulo y mientras muchas de estas tendencias pasarán, algunos aprendizajes podrían convertirse en positivos principios para un diseño más responsable y efectivo.

Los pronósticos sugieren que difícilmente podremos volver a trabajar desconectados de otras disciplinas, y que los desafíos que encontremos en el camino podrán resolverse de mejor manera al nutrir nuestro trabajo con los saberes de otras áreas. De este modo, los edificios en sí mismos serán más eficientes al abarcar la vida completa de cada proyecto, pudiendo ajustar más fácilmente la huella ecológica de cada uno de sus procesos, incluyendo su desmantelamiento y la reutilización de sus partes por separado. Asimismo, la complejidad y variabilidad de las expectativas de los seres humanos podrán ser cubiertas de manera más fácil y eficiente, abrazando colaborativamente una serie de herramientas y tecnologías que se alejan de nuestros dominios tradicionales.

Texto original tomado de Plataforma Arquitectura.

No Comments

Post A Comment