¿Cómo será la congestión vehicular en las ciudades del futuro?

El año pasado -y posiblemente este también- experimentamos el espacio público en los centros urbanos con una densidad de tránsito que nunca habíamos visto.

➤ Ver también: Cinco materiales de construcción ecológicos

Esta sensación de pausa en el trajín del tránsito diario fue causal de las estrictas cuarentenas y -al levantar dichas restricciones- muchas ciudades disminuyeron sus niveles de congestión habituales. En vez de volver a la “normalidad”, los estándares de calidad de vida han sido revaluados. Una de las mega tendencias pronosticadas es la urbanización de las ciudades con una población mayor a la que tienen algunos países. Si estas no se gestionan como ciudades inteligentes, el pronóstico de congestión puede no ser muy optimista. 

El Índice de Tráfico de TomTom, el cual ha registrado 416 ciudades en 57 países, da una perspectiva clara de los números que reflejan la congestión. Su ecuación para calcular el porcentaje de aumento o disminución de este problema se basa en la cantidad de tiempo extra en comparación al tiempo que toman los trayectos en las ciudades indexadas. El reporte confirma que el tráfico disminuyó en 2020, inclusive después de las cuarentenas, comparándose con años anteriores.

Del total de ciudades recopiladas, 387 tuvieron disminución en el tráfico y solo 13 aumentaron.

La resiliencia humana hace que aprendamos rápidamente de situaciones que nos marcan. Con las medidas adoptadas para reducir el impacto económico que la pandemia ha tenido, los ciudadanos buscan alternativas en las afueras. 

En ciudades como Bogotá, una de las respuestas para atender a la alta congestión, pero sobre todo evitar la saturación del transporte público y la propagación del virus, ha sido impulsar el uso de bicicletas. Esto lo han logrado habilitando carriles exclusivos a lo largo de las vías principales de la ciudad.

En las cercanías de Bogotá hay centros urbanos mucho menos concentrados que han visto un alza en el interés inmobiliario de los ciudadanos que buscan una mejor calidad de vida. Esto demuestra que la necesidad de escapar de la congestión de las grandes ciudades puede impulsar el crecimiento de núcleos con menor concentración poblacional y menor congestión de tránsito.

Texto original tomado de Plataforma Arquitectura.

Tags:
,
No Comments

Post A Comment