¿Cómo lograr obras que sean sostenibles?

Las constructoras están buscando la formas crear obras sostenibles y amigables con el medio ambiente. Conozca cómo lograrlo.

Los desarrollos sostenibles están cada vez más presentes en el mundo y con ellos la lucha contra el cambio climático, es por esto que tanto constructoras como las personas que ocupan las edificaciones están buscando la manera de hacer estas más amigables con el medio ambiente.

Le presentamos 10 pasos para lograr una obra sostenible según el Green Building Council de Costa Rica.

1) Asegúrese de que cualquier proyecto que esté desarrollando cumpla con los requerimientos de ley. Es importante confirmar que el proyecto cuente con viabilidad ambiental y los permisos para ser construido, así como para la ejecución de obra y posteriormente para su adecuada operación y mantenimiento.

Sobre este punto se debe tener en cuenta que la obra no esté ubicada en una zona de amenaza natural para así minimizar el riesgo de que se vea afectada por inundaciones o deslizamientos, entre otros.

2) Se recomienda que toda obra u proyecto busque obtener una certificación con credibilidad y emitida por una tercera parte independiente que respalde las características de sostenibilidad con las que cuenta el proyecto. Ahora existen varias.

Dichas acreditaciones son un medio para acceder a “créditos verdes”, los cuales ya operan en el mercado de los distintos países y ofrecen beneficios a desarrolladores y propietarios.

3) Mostrar mejoras con respecto al consumo de recursos y energía. Para lograr esto el es recomendable que las luminarias que se usan sean eficientes y de bajo consumo, durante la fase de diseño se debe confirmar que la orientación y dimensiones de las ventanas ofrecen iluminación natural.

Asimismo, se debe constatar que los espacios internos tengan buena ventilación natural, el uso de parasoles, aleros amplios y otros dispositivos de sombreamiento ayudan al ahorro de energía. Por último asegurarse que las llaves, duchas y sanitarios sean de bajo consumo.

4) En cuanto a los materiales, estos deben incluir facilidad constructiva y disponibilidad local, además de disminuir en la generación de desechos constructivos, que no contaminen el suelo y las aguas.

 

El Green Building Council recomienda que los materiales que se incorporen al proyecto tengan certificaciones propias. Con esto se refiere a certificaciones de procedencia, procesamiento, etiquetados ambientales y de salud, etc.

 

5) Las pinturas, adhesivos y otros elementos deben estar libres de plomo, mercurio, cadmio y compuestos orgánicos volátiles (VOCs). Se recomienda que el techo sea de color claro, con un alto coeficiente de reflectividad.

También, hay que analizar la conveniencia o no de introducir aislamiento debajo de la cubierta, ambas características reducen la absorción de calor de los espacios internos en los meses más cálidos.

6) En la fase operativa del proyecto y para viviendas, es sumamente importante valorar el consumo de electricidad de los electrodomésticos y otros equipamientos.

7) La importancia de la relación del proyecto con su entorno inmediato es indispensable, se debe implementar al menos la clasificación de los residuos. Con respecto a los sistemas de aguas, es fundamental tener en cuenta un tratamiento de reutilización de aguas grises, para así buscar la reducción del consumo de agua potable para fines de riego, sanitarios y sistemas de acondicionamiento.

8) La obra debe tener facilidades de acceso a las rutas de transporte público y a servicios importantes, preferiblemente una distancia que se pueda acceder caminando o en medios alternativos de transporte como bicicleta, para así disminuir la utilización de vehículo particular.

9) Es importante incorporar áreas verdes y/o sociales, en estas se debe incluir plantas nativas del lugar que no necesiten un excesivo consumo de agua. Es comprobado que el uso de áreas verdes permite el contacto con la naturaleza, lo cual mejora la salud física y psicológica de los ocupantes de los espacios.

10) En algunos proyectos se incluyen medidores inteligentes que sirven para administrar y mejorar las prácticas de consumo individual y colectivo.

Todos estos elementos diferenciadores pueden generar una significativa contribución para la sociedad, para la economía de los propietarios y para los ocupantes del edificio.

No Comments

Post A Comment