¿Cómo la pandemia ha impulsado la creatividad?

WeTransfer lanzó recientemente su Informe de Ideas 2020, que muestra los efectos que COVID-19 ha tenido en la creatividad. En un momento en que la economía, las tasas de empleo y la moral general estaban cayendo, el informe encontró un motivo de esperanza: casi la mitad (45,3%) de los 35.000 creativos encuestados afirmaron que experimentaron ideas más creativas durante la pandemia.

➤ Ver también: Confort y sustentabilidad en la arquitectura: tendencias 2021

En muchos sentidos, la creatividad ha sido lo que ha mantenido abiertas las empresas. Pensemos en todas las escuelas que hicieron la transición al e-learning, los restaurantes que cambiaron su comedor interior al aire libre, o incluso las destilerías de alcohol que cambiaron sus operaciones de producir alcohol a fabricar desinfectante para manos. 

La creatividad impulsó el éxito y los más exitosos fueron aquellos que encontraron formas únicas de seguir siendo relevantes en nuestro nuevo mundo digital.

Renovar un sentido de conexión emocional y responsabilidad social

La investigación de ThinkLab sugiere que estos tiempos desafiantes han fomentado no solo la creatividad, sino también un nuevo nivel de conexión en toda la industria. Se han forjado nuevas asociaciones que aprovechan el talento del diseño de nuevas formas, conectan puntos de vista dispares para desarrollar un liderazgo de pensamiento significativo y se extienden más allá de nuestros recursos tradicionales para contratar científicos sociales, experiencia en recursos humanos y más.

Esto muestra el valor del trabajo en equipo a medida que la industria se ha unido por un objetivo común, no solo para sobrevivir sino también para abordar algunos de los problemas sociales urgentes en los que nuestra desaceleración nos ha permitido enfocarnos colectivamente.

Experimentar un cambio de mentalidad fundamental en el trabajo

Según el Informe de ideas de 2020, el 46,4% de las personas reflexiona más sobre lo que quiere en la vida. Para muchos, esto significa contemplar la sensación de satisfacción que se logra con el trabajo y encontrar formas de lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

Si bien nunca pudimos predecir cómo será nuestro futuro después de que la pandemia hubiera pasado oficialmente, la creatividad vista durante estos tiempos cambiantes brinda destellos de esperanza que nos ayudan a ver la luz al final del túnel. Y si estas sabias palabras de Minouche Shafik, directora de la London School of Economics, son una señal de lo que está por venir, la mayoría estará de acuerdo en que este cambio ha sido para bien: “En el pasado, los trabajos eran sobre músculos; ahora, se trata de cerebros. Pero en el futuro, se tratarán del corazón.”

Texto original tomado de Plataforma Arquitectura. 

No Comments

Post A Comment