Techo verde/ Fuente de la fotografía: Plataforma Arquitectura

Claves en la instalación de capas e impermeabilización de techos verdes

Techo verde/ Fuente de la fotografía: Plataforma Arquitectura

Los techos verdes se componen de una serie de capas que permiten que su vegetación crezca correctamente y evite filtraciones perjudiciales para la estructura de un edificio. Por ello, presentamos un sistema de instalación de capas que permitirá el crecimiento de especies vegetales por su composición a base de: mortero, emulsión asfáltica, membranas asfálticas impermeables, sustrato y una capa de drenaje. Para impermeabilizar sumideros, parapetos y otros puntos críticos, se incluye una membrana líquida de poliuretano, que permite sellar el sistema por completo.

1. Losa

La primera capa de un techo verde está compuesta por la cubierta del edificio donde se instala. Para asegurar un correcto drenaje y evitar el estancamiento de agua, el líquido debe desplazarse fluidamente sobre la losa, manteniendo una pendiente mínima de 2%. La resistencia de la losa debe ser calculada por un ingeniero civil estructural y se necesita considerar las cargas generadas por la suma de todas las capas que conformarán el techo verde.

2. Membranas Impermeabilizantes

Luego de la aplicación del imprimante sobre la losa, se debe ubicar la primera capa de membranas, comenzando por la parte más baja de la cubierta y en sentido perpendicular a la pendiente. Al igual que en la instalación de tejas, cada rollo debe quedar traslapado 10 cm en favor de la pendiente.

La segunda capa de membranas se instala sobre la primera mediante termofusión para desfasar sus traslapes.

3. Capa de Drenaje

Sobre las membranas asfálticas se incluirá una capa drenante que permitirá la circulación de agua. Para obtener mejores resultados, se recomienda incorporar un drenaje de espuma de polietileno y una lámina geotextil permeable, de esta manera las raíces no tocarán la estructura inferior.

4. Capa Vegetal

Esta capa está compuesta de la tierra y de la vegetación que crecerá sobre ella. Si su medio de crecimiento es menor o igual a 15 centímetros e incluye vegetación de menor tamaño, se le llama ‘capa vegetal extensiva’ y es ideal para edificaciones existentes. En cambio, si su medio de crecimiento tiene un espesor de más de 15 centímetros e incluye especies de gran tamaño, se le llama ‘capa vegetal intensiva’ y es ideal para edificaciones nuevas que puedan soportar cargas adicionales. El espesor del sustrato debe ser entregado por el paisajista a cargo, según las especies elegidas.

5. Membranas Líquidas en puntos críticos

A pesar de que las membranas líquidas se caracterizan por su elasticidad, se recomienda que se incorporen telas o mallas de refuerzo, que otorguen mayor resistencia a la tensión y al rasgado. Además, las membranas líquidas pueden entregar beneficios como: mejorar la apariencia de cubiertas antiguas, mitigar ruidos en los techos e incrementar la aislación térmica.

Las membranas líquidas se aplican como la pintura y al secarse generan una película elástica que sella todos los puntos donde el agua podría estancarse, garantizando mayor durabilidad y resistencia al sistema en general. El revestimiento resultante será transitable, permeable al vapor de agua y resistente a los rayos UV.

Fuente y fotografía: Plataforma Arquitectura

No Comments

Post A Comment