El "infranqueable, grande y hermoso muro" que iba a construir Trump en la frontera entre Estados Unidos y México se convirtió en una de las promesas bandera de su candidatura. Además, venía acompañada de otro compromiso: México iba a pagar los costos de la ambiciosa obra. Cuatro años después, el presidente afirma que el muro pronto estará listo y que México está pagando por él. "Ya hemos construido 300 millas (480 kilómetros) del muro fronterizo", exclamó Trump el pasado, 28 de agosto.