Bio- Concreto

Bio- concreto: concreto que se repara solo

Bio- Concreto

Durante el año 2015, en la Universidad Técnica de Delft, Henk Jonkers junto a un equipo de investigadores inventaron un novedoso material de construcción que se caracteriza por regenerarse.

Conocido como Bio- Concreto, este material no solo está inspirado en la naturaleza, sino que además, está compuesto por ella. Pues, la capacidad regeneradora del Bio- Concreto se debe a la mezcla entre concreto tradicional, lactato de calcio y cepas de las bacteria Bacillus Pseudofirmus, un microorganismo que al alimentarse  del lactato, secreta piedra caliza.

Este invento tiene como objetivo solucionar la problemática de las grietas en las construcciones, dado que el Bio- Concreto es capaz de sellar por sí solo las fisuras producidas en una construcción por el paso del tiempo y el desgaste estructural. En cuanto a su funcionamiento, el Bio- Concreto se activa cuando se pone en contacto con la humedad o el agua, liberando el lactato de calcio y provocando la salida de los microorganismos.

Además, incorporar este tipo de bacterias en el concreto genera un beneficio adicional, pues al consumir oxígeno, los microorganismos impiden la corrosión interna del concreto armado, incrementando la resistencia de los edificios. Este tipo de concreto puede ser usado en múltiples tipos de infraestructuras: puentes, edificios o aceras.

Cabe acotar que las bacterias no suponen un riesgo para la salud humana, ya que solo pueden sobrevivir en las condiciones alcalinas del interior del material. Por lo demás, se espera que este invento, de cuatro años de existencia, de lugar a nuevos materiales biológicos que revolucionen el mundo de la construcción y que promuevan la sostenibilidad.

No Comments

Post A Comment