BIM/ Fotografía: 123RF

BIM un solo sistema controla toda la edificación

BIM/ Fotografía: 123RF

Los software como Autodesk Revit, ArchiCAD, AutoCAD o similares significaron un paso inmenso en la planificación. Pese a ello, la construcción necesitaba no solo programas, sino un plan que se encargue de todos sus ciclos de vida.

Building Information Modeling (BIM)* es una metodología de trabajo colaborativo. Aquí los contenidos de todo el proyecto, desde la conceptualización, el diseño, la construcción, hasta el mantenimiento se comparten de forma digital entre todos los implicados, explica María Gabriela Celi, jefe de Arquitectura de Semaica.

Las partes que conforman un proyecto, ingenieros civiles, arquitectos, ingenieros hidráulicos, ingenieros eléctricos, entre otros, realizan diseños coordinada e integralmente. Resultado: el cliente recibe planos, presupuestos y cronogramas, elaborados con gran precisión y, sobre todo, de mucha calidad. Al construir virtualmente se hacen cambios en el proyecto, lo que evita un error en el trabajo real. Incluso, es un respaldo técnico en caso de disputas surgidas tras entregar la obra.

Por su parte, Patricio Álvarez, CEO de Álvarez Bravo Constructores, asegura que su firma aplica el BIM en diseños arquitectónicos, sanitarios, hidráulicos y estructurales. Esta adopción mejoró los tiempos de ejecución y ha integrado la publicidad digital, en gestión de ventas y cotizaciones, lo cual permite eficiencia en cada proceso.

El BIM es aplicado por 71 % de arquitectos, ingenieros, contratistas y propietarios en América del Norte. En Reino Unido y España la obra pública debe hacerse bajo esta modalidad. Y la demanda de profesionales que sepan aplicarlo eficazmente va en aumento. 

María Gabriela Celi, Jefe de Arquitectura de Semaica/ Fotografía: Eduardo Naranjo
María Gabriela Celi, Jefe de Arquitectura de Semaica/ Fotografía: Eduardo Naranjo
Patricio Álvarez, CEO de Álvarez Bravo Constructores/ Fotografía: Eduardo Naranjo
Patricio Álvarez, CEO de Álvarez Bravo Constructores/ Fotografía: Eduardo Naranjo

LA TECNOLOGÍA ES UNA HERRAMIENTA INDISPENSABLE EN CUALQUIER ÁMBITO. PERO SIN LA CORRECTA ADMINISTRACIÓN, SIMPLEMENTE, SU UTILIDAD SE REDUCE A CERO. UNA GAMA DE NUEVAS HABILIDADES SE HACEN NECESARIAS PARA UN RENOVADO PERFIL PROFESIONAL.

La corriente que hará del BIM (Building Information Modeling) el ADN de la construcción es irreversible. La necesidad de un encargado de administrarlo origina al BIM Manager, quien se destaca por ser responsable de planificación, diseño, administración eficiente y entrega del plan BIM. Es un agente coordinador, al organizar diferentes grupos de profesionales y conseguir que todos cumplan con lo acordado.

Domina la metodología y los software BIM, entre ellos Revit, Naviswork, Presto, Synchro y otros, sin problema alguno. Aunque no sepa modelar a la perfección, sí requiere conocer cómo trabajan los modeladores y su capacidad. Es el responsable de elegir el software BIM y formar a los nuevos miembros en esta técnica, y a su vez revisa el cumplimiento del BIM Execution Plan.

No es un productor de planos ni del diseño geométrico en el BIM. Más bien, su labor es coordinar los flujos de trabajo y el cumplimiento de los objetivos empresariales. Aunque tenga un máster específico, la experiencia en entornos BIM es indispensable. En ese sentido, los pasos serían iniciar como BIM Modeller y pasar a BIM Coordinator, quien supervisa el modelo 3D y la base de datos, además de coordinar y auditar el modelo.

Los perfiles idóneos para acceder a un masterado en BIM son: arquitecto, ingeniero civil, ingeniero de caminos, canales y puertos. Al ser una carrera nueva, que requiere de experiencia, está siendo ocupada por los tradicionales Project Managers, especialistas en gestión de proyectos y construcción.

Fotografías: Eduardo Naranjo

No Comments

Post A Comment