BIG diseña una torre sostenible con forma de bucle infinito en Hangzhou, China

Ubicado en el corazón del distrito de Yuhang, el proyecto de Bjarke Ingels Group para la nueva sede de OPPO, la compañía de teléfonos inteligentes más grande de China, combina estética y tecnología innovadora en un solo lugar. 

➤ Ver también: OPEN diseña “icebergs” de vidrio para un museo marítimo en China

La sede, llamada O-Tower, está ubicada entre un lago natural, un centro urbano y un parque de 10.000 metros cuadrados; y sirve como un punto de anclaje y una nueva puerta de entrada a la Ciudad Futura de la Ciencia y la Tecnología de Hangzhou. El estudio de arquitectura tradujo la “innovación sin fin en la búsqueda de la perfección” de la compañía, con un plan general que equilibra el denso tejido de la ciudad y el paisaje natural.

El estudio de arquitectura reinventó los niveles de oficinas tradicionales y optimizó los espacios de trabajo dinámicos de la empresa, mediante la creación de un edificio cilíndrico con un patio y planos de planta compactos, pero flexibles. Para maximizar la exposición al sol y proporcionar vistas panorámicas de la ciudad, el extremo sur del edificio se colocó en la elevación más baja. Esta geometría única permitió que se sombreara a sí mismo, reduciendo el consumo de energía y maximizando la luz natural que, a su vez, promueve el bienestar y la productividad de los empleados.

Debajo del techo inclinado se han implementado huecos de triple altura y terrazas conectadas para proporcionar conectividad visual y física entre pisos. Estos espacios intermedios, visibles desde el exterior, resaltan la interacción humana y animan las fachadas. Las mismas que están rodeadas de persianas adaptables que se orientan en relación al posicionamiento del sol y proporcionarán una impresión exclusiva para O-Tower y Hangzhou, reduciendo la ganancia solar hasta en un 52% y proporcionando ahorros significativos para las cargas de refrigeración, deslumbramiento, reflectividad y contaminación lumínica.

En el corazón de la O-Tower, un patio de acceso público se convertirá en una atracción urbana para la ciudad, difuminando los límites entre la arquitectura pública y privada. La planta baja en su centro se convierte en un paisaje exuberante y se extiende hasta la orilla. Este espacio público interconectado guiará a los visitantes y al personal a los vestíbulos, espacios de exhibición o al parque.

Una serie de placas de piso flexibles dentro del volumen se reservarán para diferentes programas funcionales, pero integrarán espacios de trabajo biofílicos y espacios sociales en toda la arquitectura. Los tres primeros niveles estarán dedicados al público, con espacio para exposiciones, centros de conferencias y una incubadora para talleres externos. Los pisos intermedios varían entre niveles amplios para departamentos de I + D y proyectos especiales, junto con otros más pequeños para usos administrativos y ejecutivos.

En los pisos superiores, una cafetería OPPO, así como salas ejecutivas y VIP, tienen vista a Hangzhou. Esta misma vista estará disponible para todos los empleados de OPPO, debido a los atrios interconectados de triple altura debajo de la fachada de la junta tórica.

Texto original tomado de Plataforma Arquitectura.

No Comments

Post A Comment