BIESS proyecta USD 3.450 millones en créditos este año

La expectativa de colocación de créditos hipotecarios que tiene el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS) para 2021 es menos optimista que la meta planteada para 2020.

➤ Ver también: Ecuador y Colombia alistan su tercer corredor binacional

Este año la entidad prevé destinar USD 500 millones a préstamos de vivienda, según el presupuesto del Banco, que fue aprobado el 30 de noviembre mediante la resolución 620-2020-F de la Junta Monetaria y Financiera. En 2020, la apuesta fue mayor, ya que se presupuestaron USD 850 millones para hipotecarios, pero ese objetivo se redujo a menos de la mitad debido a la crisis económica.

Los créditos que concede el Banco del IESS en este segmento son para la compra de viviendas terminadas o en construcción, terrenos, remodelación y ampliación del inmueble, sustitución de la hipoteca y para comprar oficinas, locales y consultorios.

Según la web del banco, el tiempo aproximado desde que el asegurado entrega todos los documentos hasta realizar el desembolso es de 56 días.

La crisis provocada por la pandemia tuvo un importante impacto en la caída de la demanda por parte de los afiliados, debido al aumento del desempleo y la reducción de las remuneraciones, según la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon).

Otros factores que impactaron en la colocación de hipotecarios en el BIESS el año pasado son, básicamente, la lentitud en los trámites para la obtención del crédito y complicaciones con el sorteo de notarías, señalaron ejecutivos del sector.

La Camicon hizo un análisis técnico sobre el tiempo que toma el proceso de concesión de un crédito y concluyó que, en algunas operaciones, tarda hasta 140 días entre la solicitud y la aprobación final.

Henry Yandún, vocero del gremio Constructores Positivos, cuestionó que el BIESS no destine más recursos para hipotecarios este año, mientras que la cartera de quirografarios se mantiene alta. “Se fomenta el consumismo en lugar de fomentar a la producción” concluyó.

Texto original tomado de El Comercio.

No Comments

Post A Comment