Baterías para almacenar aire líquido. ¿Las construcciones del futuro?

Comenzó la construcción de la batería de aire líquido más grande del mundo, que almacenará electricidad renovable y reducirá las emisiones de carbono de las plantas de energía de combustibles fósiles.

El proyecto cerca de Manchester, Reino Unido, utilizará energía verde de repuesto para comprimir el aire en un líquido y almacenarlo. Cuando la demanda es mayor, el aire líquido se transforma en gas, alimentando una turbina que devuelve la energía verde a la red.

Una gran expansión de la energía eólica y solar es vital para hacer frente a la emergencia climática, pero no siempre están disponibles. Por lo tanto, el almacenamiento es clave y el nuevo proyecto será el más grande del mundo fuera de los esquemas hidroeléctricos bombeados, que requieren un depósito de montaña para almacenar agua.

➤ Ver también: Importancia de los materiales sostenibles en construcción

La nueva batería de aire líquido, desarrollada por Highview Power, estará operativa en 2022 y podrá alimentar hasta 200.000 hogares durante cinco horas y almacenar energía durante muchas semanas.

Las baterías químicas también son necesarias para la transición a un mundo sin carbono, pero solo pueden almacenar cantidades relativamente pequeñas de electricidad durante períodos cortos.

Las baterías de aire líquido se pueden construir en cualquier lugar, dijo el director ejecutivo de Highview, Javier Cavada: “el aire está en todas partes del mundo. El principal competidor no son realmente otras tecnologías de almacenamiento, sino combustibles fósiles, ya que la gente todavía quiere continuar construyendo plantas a gas y carbón”.

Foto y texto original tomado de: The Guardian

No Comments

Post A Comment