Herramienta de modelado

B.I.M: Las siglas de la construcción inteligente

Herramienta de modelado

Fuente: Shutterstock

El desarrollo tecnológico se fusiona con la construcción mediante la implementación de herramientas de modelado colaborativas.

El Building Information Modeling o Modelado de Información de Construcción nace como un software dinámico de modelado que permite integrar datos e información detallada de un proyecto, con el objetivo de crear una red colaborativa entre áreas que facilite el proceso de gestión y toma de decisiones durante la construcción de una edificación.

Esta metodología de modelado toma en consideración áreas como: arquitectura, diseño interior, ingeniería mecánica, eléctrica y sanitaria, instalaciones de seguridad y construcción. Todos los datos recopilados de las distintas áreas de acción son introducidos a un modelo tridimensional que facilita la visualización de las características físicas y funcionales correspondientes a los materiales o productos involucrados, mismos que son actualizados en una base de datos estructurada.

La representación tridimensional de la construcción permite vislumbrar por anticipado el equivalente virtual de todos los elementos y piezas utilizadas en la edificación, hecho con el que se genera una visión global y un control permanente sobre cada etapa en el ciclo de vida del proyecto. Observar por anticipado el proceso de construcción, evita posibles riesgos y facilita la optimización de recursos administrativos.

Los principales beneficios derivados de la incorporación de este sistema de modelado dista de lo puramente estético o constructivo para abarcar cuestiones administrativas, convirtiéndose en un modelo holístico para el entorno constructor actual.

Beneficios del modelado de información para edificaciones

Este modelo presenta muchas ventajas para el trabajo, pues asegura calidad en la gestión de proyectos de alta complejidad. Algunos de estos beneficios son:

  • Evaluación temprana de conflictos: Al cotejar la información desde el comienzo del proyecto se puede detectar posibles conflictos en las distintas etapas del proceso.
  • Evita retrasos y costos adicionales: Al visualizar los procesos con antelación se previene problemas sin mayores costos ni retrasos inesperados.
  • Aumenta y optimiza el tiempo: En proyectos integrados aporta información para la administración, clarificando las tareas pendientes en cada etapa.
  • Permite visualizar cambios simultáneos: Puede estimar las repercusiones de cada solución en las distintas áreas, sin improvisar nuevos modelos.
  • Mejora la organización y el seguimiento: Permite proyectar el calendario del proyecto y realizar un seguimiento durante la construcción.
  • Facilita la estimación de recursos: Es más fácil desarrollar el presupuesto y control de obra cuando toda la información está en sobre la mesa y es fácil de revisar.
  • Permite evaluar la sustentabilidad de la obra: Facilita el cálculo de la eficiencia energética del edificio y sus instalaciones.

Fuente: Hildebrandt group

Fotografía: 123RF

No Comments

Post A Comment