Aumenta la demanda de viviendas “resistentes al confinamiento”

El confinamiento ocasionado por la crisis sanitaria del Covid-19 ha propiciado en la arquitectura un replanteo en cuanto al diseño de las casas para adecuarlas a posibles futuros confinamientos.

Tras más de cuarenta días de encierro, las casas se han convertido en espacios donde se pasan las 24 horas del día. Una estrecha convivencia que, a juicio de los expertos, priorizará aspectos hasta ahora olvidados en las futuras decisiones de compra o alquiler. Un cambio de tendencia que ya empieza a constatar el sector inmobiliario: aumenta la demanda de casas con terraza, espacios exteriores y fuera de las grandes urbes.

Lluís Comerón, presidente del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, señala que “tenemos viviendas pensadas para nuestros padres y abuelos, diseñadas para funcionamientos de una sociedad que ya eran distintos antes del Covid-19. Permanecer en casa nos está haciendo darnos cuenta de ello y poner la atención en cuestiones como si entra la luz de forma suficiente o no, si nos llega el sol, si hay ventilación cruzada y se está dando valor a tener espacios como balcones, terrazas o galerías”.

Distribución flexible

Es necesario pensar en hogares con una distribución flexible. Ya existen técnicas constructivas que permiten mover tabiques y adaptar los espacios en función de las necesidades. Viviendas donde se pueda trabajar, jugar y convivir. Esta es una magnífica oportunidad para hacer reformas que, además, tengan en cuenta la eficiencia energética y la calidad del entorno construido.

Balcones y terrazas se han convertido en espacios cotizados estos días. «Las fachadas de los edificios de principios de siglo incorporaban por norma un pequeño balcón, y en los años 60 y 70 los edificios se construyeron con terrazas. Pero más tarde, en los 80 y los 90, comenzaron a cerrarse para ganar espacio. Después, en la mayoría de edificios los espacios exteriores suponían entre un 10% y un 20%, presentes solo en bajos y áticos», explica Enric Jiménez, CEO de Property Buyers by Somrie, quien constata una mayor demanda de casas con balcón, viviendas con terraza y espacios exteriores.

En medio de la incertidumbre, diversos estudios como el liderado por un grupo de inmunólogos y epidemiólogos de la Universidad de Harvard señalan que para mitigar la posibilidad de que resurja la infección, se podrán requerir a partir de ahora y hasta que se tenga vacuna, periodos intermitentes de confinamiento. «Si se prolonga esta situación, el teletrabajo será clave. Ya notamos un aumento de peticiones de inmuebles en poblaciones cercanas o alejadas del centro de la ciudad, donde se prioriza tener más metros y espacios exteriores», explica Jiménez, quien precisa que en otros países con una mayor implantación del teletrabajo, el comprador opta por viviendas más confortables con espacios exteriores.

Fuente: ABC

No Comments

Post A Comment