Auge de construcciones verticales en Quito

 

Quito es una ciudad que tradicionalmente se ha ido gestando en horizontal, con un total aproximado de 50 kilómetros de longitud de norte a sur, y donde prevalecen las construcciones bajas.

 

Esto contrasta con las zonas financieras como la Av. De los Shyris y la República de El Salvador, donde actualmente se concentran edificios de gran altura.

 

La ciudad no posee una normativa homogénea en cuanto a construcción en vertical, explica Handel Guayasamín, presidente del Colegio de Arquitectos de Ecuador. Lo que sí existen son zonas delimitadas con restricciones.

 

“En Quito la normativa jurisdiccional la maneja el Municipio. En términos generales, se han construido un máximo de 20 pisos, siempre hablando de terrenos dentro de las zonas en el plan territorial, pero en los últimos años se han producido cambios que afectan a sectores como los alrededores del antiguo aeropuerto”, explica Guayasamín.

 

Esta zona denominada Plan Especial Bicentenario, que permite la construcción de torres de hasta 40 pisos, cuando lo normal es de hasta 20. “Esta es una nueva posibilidad que se abre en Quito. Yo soy partidario de alturas de entre 14 y 16 pisos, que me parecen aceptables.

 

En cuanto al desarrollo de la ciudad apuesto por la compactación y ahí interviene la construcción en vertical. Lo que está claro es que no podemos seguir creciendo a lo ancho, ya que de lo contrario vamos a invadir terrenos agrícolas”, acota el presidente del Colegio de Arquitectos.

 

Además del parque Bicentenario hay otras zonas especiales, que tienen permisos de edificaciones de hasta 20 pisos. Una de ellas está en las inmediaciones de las avenidas Eloy Alfaro y República, otra ocupará los terrenos del Banco del Seguro Social (Biess) en la Amazonas y Eloy Alfaro con construcciones de hasta 40 pisos.

 

Estuardo Peñaherrera, presidente de la Cámara de Construcción e Industria, apuesta por los edificios altos, siempre y cuando se realicen de una manera sustentable: “El traslado del antiguo aeropuerto Mariscal Sucre ha supuesto un nuevo paradigma en la construcción de la ciudad. Podemos y debemos crecer en vertical claro, pero de una manera sustentable. Las nuevas tecnologías nos permiten contaminar menos”. (MAP)

 

La altura determina el precio

 

Los departamentos construidos a mayor altura tienen un costo más elevado. Esto, debido a que se necesita una mayor mano de obra, más materiales y técnica. “Es algo paradójico, pero los pisos más altos tienen un costo mayor, sin embargo, la gran mayoría prefieren alturas bajas, ya que les parecen más seguras”, argumenta Ángel Gavidia, gerente general de la Inmobiliaria Excelencia.

 

El dato

 

El edificio de la Corporación Financiera Nacional (Reina Victoria y Amazonas) es el más alto de Quito con 23 pisos y 82,8 metros de altura.

 

Fuente: La Hora

 

También te puede interesar: Inician estudios para un estadio de El Nacional en Tumbaco.

 

 

No Comments

Post A Comment