Arquitectura que ahorra: diseño bioclimático

La búsqueda del confort, por medio de técnicas adecuadas de construcción, y la preocupación sobre los recursos del medioambiente, empleados en los procesos constructivos, están poniendo sobre la mesa cada vez más la necesidad de una arquitectura con criterios bioclimáticos.

Consiste en el diseño de edificios con base en las condiciones climáticas, aprovechando las características del sitio (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir su impacto ambiental y el consumo de energía. En efecto, el término no es nuevo. Pero se ha vuelto necesario discutirlo, sobre todo cuando la tendencia global es buscar arquitectura más sostenible y, sobre todo, eficiente.

Un estudio de arquitectos en Quito tomó este principio como su misión de trabajo. Se trata de la oficina Arch-BIO, dedicada al diseño, consultoría y construcción con este enfoque. Los arquitectos Santiago Morales (MSc. en Energía Renovable y Arquitectura) y Mauro Cepeda (MSc. en Tecnología Sustentable de las Edificaciones), fundadores del estudio, amplían la importancia actual de este tipo de diseño.

Objetivos bioclimáticos

En esencia, el propósito de la bioclimática en la arquitectura es el confort del usuario, explica Morales. “Dentro de un espacio construido y fuera de él, de igual manera con relación a la comunidad cercana, por medio de la eficiencia de los parámetros de ventilación natural, iluminación, confort térmico, manejo y uso de agua, materialidad, aportes tecnológicos y paisajísticos, acústica, huella de carbono”.

El peso de los materiales

La materialidad en la construcción de edificios bioclimáticos es fundamental. Una adecuada selección posibilita beneficios con relación a energía, confort térmico, disminución de peso específico, huella de carbono, resalta Morales. “La innovación y mejora de materialidad es cada vez más importante, ya que el porcentaje de los beneficios podrá mejorar sustancialmente”.

Fuente: El Universo

No Comments

Post A Comment