Ark Hotel, diseñado para naufragar

 

En el cine, por ejemplo, se ha visto cómo los seres humanos han sobrevivido a desastres naturales gracias a la construcción de inmensas embarcaciones casi indestructibles. 

 

Al parecer, estas iniciativas van a dejar de ser ciencia ficción y se convertirán en una realidad. El estudio de arquitectura ruso, Remistudio, tomó el concepto de una biósfera artificial para diseñar una estructura habitable flotante, que fue bautizada como Ark Hotel. Esta propuesta fue mentalizada con la asistencia de la Unión Internacional de Arquitectos, como parte del programa ‘Arquitectura para la Atención de Desastres’. 

 

La nueva estructura está pensada para resistir inundaciones, maremotos y la subida del nivel del mar. Además, será capaz de resistir terremotos y otro tipo de desastres naturales, al igual que la mítica Arca de Noé, de la tradición bíblica cristiana. El Ark Hotel es una edificación flotante que funcionará con autonomía, siempre que se encuentre en una superficie acuática. 

 

La estructura proporcionará un entorno verde a sus habitantes; y su tecnología autosostenible hará que sus huéspedes, posiblemente, nunca tengan que salir. El arca, que está inspirada en una concha, cuenta con un sistema de carga en forma de arcos y cables que logran mantener la distribución uniforme del peso para poder resistir cualquier desastre natural y no hundirse durante su travesía en el océano. 

 

Según los bocetos, el marco de la estructura es prefabricado, por lo que su construcción será rápida y sencilla. Ark Hotel tendrá un jardín interior, que además de ser un lugar de esparcimiento para los huéspedes, actuará como un invernadero que permitirá la entrada de suficiente luz para iluminar de forma natural las salas internas y ahorrar energía. 

 

La estructura del hotel integrará un marco protegido que se autolimpiará, elaborado con el mismo material utilizado en el Centro Nacional Acuático de Beijing. Además, el arca contará con un moderno sistema de recolección de agua lluvia. 

 

Ark Hotel también tendrá la capacidad de utilizar el viento que, junto con los paneles solares de las ventanas -estarán conformadas por células fotovoltaicas-, proveerán la energía necesaria para el funcionamiento de toda la estructura flotante.

 

El edificio será de 14.000 metros cuadrados. Si se llega a hacer realidad, Ark Hotel podrá recibir 10.000 huéspedes. Remizov, el arquitecto a cargo del proyecto, comentó que construir el arca tomará entre tres y cuatro meses, y se armará en cualquier parte del mundo. 

 

En caso de un desastre natural, el arca albergará en su interior personas y miles de especies vegetales y animales. 

No Comments

Post A Comment