Árbol gigante del Rockefeller Center se aprovecha en construcción de casas

 

El tradicional árbol de Navidad del Rockefeller Center será derribado cuando termine la temporada de fin de año.

 

Pero por noveno año consecutivo, el árbol que cada año es encendido en Nueva York durante una ceremonia televisada y visitado por 500.000 personas, será convertido en madera para proyectos de la organización sin fines de lucro Hábitat para la Humanidad.

 

El árbol del 2014, un pícea noruego, procedente de Danville (Pennsylvania)  fue utilizado en cinco casas que aún están en construcción en Filadelfia.

 

Chris Clarke, vicepresidente de comercialización y comunicaciones de Hábitat, dijo que los proyectos son seleccionados cerca de donde creció el árbol para garantizar su reutilización, cerca de su lugar de origen.

 

Varias familias reciben un tramo de madera grabado un pequeño árbol de Navidad y el año. Los voluntarios del proyecto firman otro tramo.

 

En la casa recién construida de Lisa Wilson, en Filadelfia, ambos tramos de madera están a la vista, en las escaleras del sótano.

 

"Es un honor tenerla en mi casa", declaró Wilson, madre de una chica de 19 años y un niño de nueve años, el día antes de la ceremonia de inauguración de su casa en Filadelfia. "Somos parte de una historia importante".

 

La asociación entre Hábitat y Tishman Speyer, la compañía propietaria del Rockefeller Center, es relativamente nueva en comparación con la tradición del árbol, que se remonta a principios de la década de 1930.

 

No se ha determinado aún quienes serán los beneficiarios de la madera que se obtendrá del árbol 2015, que pesa 10 toneladas y creció en el norte del estado de Nueva York.

 

Otras casas que han recibido madera de árboles previos se ubican en Pascagoula, Mississippi; la ciudad de Nueva York; Stamford, Connecticut y Newburgh, Nueva York.

 

No Comments

Post A Comment