Distrito Metropolitano de Quito/ Fotografía: Mundo Constructor

Actualidad de la construcción de estructuras en el Distrito Metropolitano de Quito

Distrito Metropolitano de Quito/ Fotografía: Mundo Constructor

La construcción en el país debe considerar que estamos ubicados en una zona de intensa actividad sísmica. La preocupación constante de los profesionales que practicamos el diseño de estructuras ha sido el contar con una normativa que minimice la vulnerabilidad de las construcciones, dado que el riesgo existe y no podemos evitarlo. Pero, además, siendo un trabajo de gran compromiso con la sociedad, es necesaria la revisión de esos diseños por una contraparte técnico – científica, para que se complemente lo actuado, se detecten posibles errores, se clarifiquen criterios empleados y se pueda lograr el mejor diseño, con seguridad y a un costo razonable, sin que el empleo de las normativas sísmicas sea motivo de incremento de precios de la construcción. 

El Municipio de Quito decidió, en 2015, tomar estas revisiones bajo su estricto control, generando lo que se ha llamado desde entonces las “Entidades Colaboradoras”, concesionarias del requisito municipal de aprobación de proyectos para conseguir la licencia de construcción. En un inicio se aprobaría arquitectura, estructuras e instalaciones. Estas últimas son ahora auto declarativas. Se garantiza así el cumplimiento de las regulaciones urbanas de arquitectura en forma de ordenanzas y el cumplimiento de la Ley (en forma de la Norma Ecuatoriana de la Construcción NEC, en lo que respecta a las estructuras). Una vez cumplidos estos requisitos, el Municipio extiende la Licencia Metropolitana Urbanística de edificaciones, LMU.

Al inicio hubo una reacción en contra de estas medidas por parte de la ciudadanía, que veía en estos procesos un incremento a la burocracia. Sin embargo, con el tiempo, la opinión ha cambiado por un sentido de gratitud con respecto a esta labor, ya que la comunidad siente que alguien se preocupa por su seguridad patrimonial, y por su integridad física y familiar. Los profesionales que inicialmente lo tomaron como una traba han terminado por reconocer la evidente ayuda que significa para su trabajo, al volverlo más eficiente y seguro. Finalmente, el sismo de abril de 2016, que afectó varias estructuras, fue el colofón que puso término a cualquier duda.

La Entidad Colaboradora del Colegio de Arquitectos del Ecuador en Pichincha trabaja durante más de cinco años. Su labor ha significado un cambio cualitativo para la preparación de proyectos del medio, además, su contribución a la excelencia profesional es manifiesta y notoria. Solo en lo que va del último año se han obtenido 2.311 Certificados de Conformidad previos a la emisión de la licencia de construcción, con totales de casi dos millones de metros cuadrados para construir.

La Entidad Colaboradora es un referente en el país y la región, recibe consultas sobre su trabajo casi a diario, provenientes de municipios de todo Ecuador y de lugares más lejanos como Bolivia, Argentina y Uruguay. Esto señala que la labor de la Entidad es reconocida incluso fuera del país. Si se lograra que el ciento por ciento de la construcción se legalice, el logro estaría completo.

Fuente: Edwin Poveda, Ing. Civil, M. Sc. en Estructuras, director de Ingeniería de la Entidad Colaboradora Colegio de Arquitectos del Ecuador, Pichincha. 

Fotografía: Mundo Constructor

No Comments

Post A Comment