Abrasivos: ¿Cómo ahorrar dinero al momento de elegir un abrasivo?

Los abrasivos son herramientas de trabajo que se utilizan para pulir, amolar, desbastar y acabar diversos materiales de la industria metalúrgica, la carpintería, la mecánica automotriz y la construcción. En esta última, saber elegir un abrasivo para cada etapa puede significar un ahorro de tiempo y dinero.

ESTRUCTURAS

Paúl Huilca, Ingeniero de Productos y Aplicaciones en Saint-Globain Ecuador, señaló que en esta etapa, los constructores manejan todo tipo de materiales o perfiles de acero por lo que es necesario utilizar discos de corte y de desgaste. Los mismos están realizados con granos abrasivos de aluminio, cerámicos y de carburo de silicio, dependiendo de la dureza de los materiales.

Los discos de desgaste están elaborados con fibra de vidrio y unas mallas o ligas que evitan accidentes al momento de la ruptura del disco.

MONTAJE U OBRA GRIS

Para estos trabajos se necesitan los discos diamantados. Según Huilca, son abrasivos fabricados con diamante natural o sintético y se usan para cortar las paredes, cerámicas o tejas.

ACABADOS FINALES

En la colocación de cerámicas o piedras se deben utilizar los discos continuos, fabricados con diamante natural, que permiten realizar cortes con acabados finos y con detalles que sean imperceptibles.

En la preparación de paredes son necesarios los discos de lija, que son resistentes al agua. También, está disponible en el mercado una lija seca, que no necesita de agua para trabajar y se usa previo el pintado de las paredes.

Para generar acabados tipo espejo se deben usar los discos diamantados flexibles. Estos se emplean para dar acabados finales en construcciones de piedra, mármol o granito, para cocinas, mesones y pisos.

No Comments

Post A Comment