3 secretos de una buena inversión inmobiliaria

A la hora de invertir, es importante importante tener en cuenta ciertos puntos cruciales que aportarán a una efectiva acción. Ya sea para adquirir un inmueble para uso propio o para venta o alquiler, es fundamental ser consciente de algunos secretos.

Por: Uribe  Schwarzkopf

Invertir en bienes raíces ha sido una de las alternativas para hacer dinero más antiguas y seguras en el mundo. Se trata de un sector de inversión estable en el tiempo, donde siempre existe la oferta y la demanda de propiedades para fines comerciales o habitacionales.

En el caso de la compra o alquiler, el éxito de las inversiones en bienes raíces se encuentra en la obtención de ganancias, las cuales pueden tener un flujo mensual de dinero o de la venta misma de la propiedad. Para ambos casos, las características más favorables que tiene una buena inversión en bienes raíces son: la estabilidad del bien y la proyección de su rentabilidad. Beneficios a los que se llega a través de un arduo trabajo de investigación previa sobre la inversión conveniente.

A continuación encontrarás 3 secretos que debes conocer para efectuar una buena y sólida inversión:

 

1. Estudia, analiza e investiga la zona y ubicación

Lo elemental, antes de realizar cualquier inversión, es conocer la zona donde se invertirá el capital. La ubicación debe ser clave y estratégica. Deben existir en ésta ciertas ventajas que lo hagan destacarse en cuanto cercanía de ciertos lugares importantes de la ciudad o proximidad a diversos medios de transporte. Son clave aquellas zonas que están en pleno desarrollo y crecimiento. Esto hará que la inversión vaya sumando poder a medida de que este espacio vaya progresando de manera creciente.

Otro punto clave a la hora de analizar espacios geográficos efectivos, es que deben contar con la cercanía de instituciones educativas, supermercados, clinicas, bancos, como cualquier otro establecimiento de alta concurrencia en la cotidianeidad de las personas.

Además de ello, el acceso a transporte público es un factor determinante al momento de evaluar la compra de una propiedad. Junto con la conectividad, el entorno también es determinante a la hora de adquirir un inmueble, de cara a asegurar una buena calidad de vida. Los espacios verdes se tornan, en muchos casos, fundamentales para el cotidiano de las personas, lo que transforma a la naturaleza en otro un factor importante que incide en el bienestar y salud.

 

2. Analiza en qué tipo de inmueble resulta mejor invertir

A la hora de hacer una inversión para terceros, es decir, efectuar la compra de un bien para luego venderlo o alquilarlo, es importante tener en cuenta las necesidades y deseos de esos terceros. Lo que se busca como meta, es colocar este inmueble en el mercado, con la finalidad de recibir a cambio el retorno de una inversión con el plus de una ganancia significativa. Para lograr que este proyecto prospere, es fundamental estudiar la demanda. Para conocerla y satisfacerla es sumamente útil indagar sobre qué es lo que más se vende: tipo de inmuebles, cuántos dormitorios, y cualquier otro detalle.

 

3. Alquila y gana un ingreso mensual

En la compra e inversión de bienes inmuebles se pueden generar ganancias de dos tipos: aquellas estrechamente relacionadas con la valorización del inmueble y, por otro lado, aquellas que surgen de rentas anuales. A la hora de comprar un inmueble que no será habitado, sino más bien, comprado para elevar el capital, es importante mantenerlo en movimiento desde sus comienzos, para así ir ganando un porcentaje neto por alquileres. Si los pasos anteriores se toman en cuenta y se elige un espacio geográfico verdaderamente clave, el inmueble además de generar dinero por alquilar y evitar pagar por sus servicios, irá ganando valor gracias a la zona estratégica y de desarrollo en la que se encuentra.

La inversión inmobiliaria es una de las más prósperas alternativas para rentabilizar tus ahorros y comenzar a forjar un futuro de bienestar para ti y tu familia. Por ello, la inversión en bienes raíces demanda de una decisión correcta. Esto se logra conociendo los aspectos más relevantes expuestos anteriormente. El valor del suelo, las características del espacio, las necesidades del mercado y las condiciones de financiamiento son algunos de los puntos más importantes para una operación fluida y efectiva.

Estudiando, analizando y asesorándote te encuentras en el camino perfecto hacia la prosperidad de buenos negocios.

Este artículo fue publicado originalmente en el ebook: El secreto de una buena inversión inmobiliaria.

Si quieres conocer otros artículos relacionados puedes visitar https://blog.uribeschwarzkopf.com o www.uribeschwarzkopf.com

No Comments

Post A Comment