Con una inversión de 8.9 millones de dólares, UNACEM Ecuador presentó su nuevo filtro de mangas, una tecnología más eficiente y limpia, que consolida su proyecto emblemático en la utilización de energía alternativa para la producción del cemento: el coprocesamiento de desechos de otras industrias.

 

El coprocesamiento consiste en ingresar al proceso de fabricación de cemento los desechos de otras industrias, previamente acondicionados, para que sirvan como combustible alternativo para la generación de energía, en lugar de los combustibles tradicionales de origen fósil.

 

En el 2010, UNACEM inició el diseño y construcción de un sistema para la sustitución de combustibles fósiles por biomasa, proveniente de la cascarilla de palma africana. Por cada tonelada de biomasa que se consume en los hornos de la empresa, se está dejando de emitir 1.5 toneladas de CO2 que provendrían del consumo de combustible fósil. En este sentido, en 2016, UNACEM Ecuador dejó de emitir 57.007 toneladas de C02, con la utilización de 33.500 toneladas de cascarilla de palma africana.

 

En el 2015, el Ministerio del Ambiente confirió la Licencia Ambiental a UNACEM Ecuador para el coprocesamiento de aceites usados en hornos cementeros. En el 2016, la empresa eliminó del ambiente 3,45 millones de galones de aceite usado. Para el desarrollo de esta iniciativa, la normativa ambiental vigente es aún más exigente en cuanto a control de emisiones, por ello se instaló el nuevo filtro de mangas, que trae beneficios al ambiente y a las comunidades cercanas a la planta, significa un uso más eficiente de los recursos, una mayor producción a futuro, y una operación más segura.

 

Por: UNACEM








Suscríbase a nuestro Boletín

 

 

 

 

 
Copyright © 2017 Mundo Constructor